El verdadero y auténtico manjar de lentejas

stock-photo-fresh-lentil-stew-in-bowl-with-parsley-74432476   Dada la desapacible temperatura reinante el día de hoy, sería perfectamente lógico que te decidieras a hacer este excelente guiso de lentejas, peligroso en su deliciosidad. No para cenar con el doctor Zaïus, porque al dr. Zaïus le disgustan profundamente las lentejas.

   En primer lugar, debés dirigirte al Super, a fin de conseguir las consabidas lentejas, que si no qué vas a hacer. Vas primero para el fondo porque Miguelito todavía no abrió y las cebollas del super no son lindas, así que estás corriendo contra el reloj. Hacé lo que puedas y conseguí tres cebollitas lindas o una grandota, y esperá a que Gonzalo te las pese, una vez que salga del medio la vieja con los zapallitos, que no para de quejarse del clima. A continuación, te vas para adelante, sorteando otra dos viejas con changuitos y una con un cochecito, a gran velocidad, porque tenés mucha hambre. Un par de veces esquivás a un repositor, a lo Matrix, pero sin ropa de cuero y bastante más despeinada. Estirando la mano en el aire atrevidamente, abarajás al vuelo un paquete de lentejas y más adelante, sin pausa alguna, una cajita de pulpa de tomates (PULPA; NO TOMATE CUBETEADO; PULPA). Estás casi lista.hen-1230389__180   Ya en la calle, te dirigís intrépidamente hacia lo de Alberto, antes de que vengan los muchachos de la obra a comprar el asado para el mediodía, y más viejas que quieren el caracú para el perrito. Ya frente a frente con el hombre del gran cuchillo, levantás la cabeza bien alto y le exigís la entrega inmediata de un pollo de pequeñas dimensiones, y mejor que no lo troce. Hacelo vos en casa, para poder sacarle bien toda la grasa, que entre eso y las hormonas y los antibióticos, con todo el pollo que comés te enterrarían antes de fin de año.

   En casa, y una vez realizado el procedimiento de disección, pelá la cebolla, cortala en cuadraditos finitos y salteala en apenas una cucharada de aceite, con una cucharadita de sal tamaño té, hasta que se ponga transparente; nada de usar la grasa del pollo, por el amor de Dios. Cuando la cebolla esté transparente, le agregás la pulpa de tomate, medís con la cajita la misma cantidad de agua y la echás también, y ponés una pata muslo y una pechuga del pollo que trabajaste artesanalmente. SIN LA PIEL, EN EL NOMBRE DE TODO LO QUE ES SANO. No vayas a agregar un grano de sal más. A continuación, ponés una medida de lentejas; usá chana-166987__180para calcular la tacita roja.

   Sí, va todo junto. Lo dejás una hora a fuego mínimo, que como vienen las lentejas ahora no es necesario remojarlas toda la noche, y te fijás, alrededor de los cincuenta minutos, que no se te esté pegando, y que el guiso todavía tenga suficiente líquido. Si no es así y las lentejas todavía no se cocinaron, agregás un poquito de agua para que lo hagan. Ahora es cuando probás a ver si la sal es suficiente. Si no, la vas agregando muy de a poquito; a ver si arruinás todo.

   Y ya está. Le podés poner otras cosas si querés, como papas, pero así es más sano y no engorda. Cosa muy importante, porque hace frío pero acá en el hemisferio Sur ya es septiembre, y todo el mundo sabe lo que significa eso.

   ¿Chorizo colorado? No seas chancho.

Anuncios

4 pensamientos en “El verdadero y auténtico manjar de lentejas

  1. Dr. Zaius

    Mi Sr. Padre hace un guiso de lentejas con salchicha parrillera y papas, muy sabroso. Así sí se pueden comer esas cositas diminutas y sin gracia. Hasta polenta podría comer si se le agrega un chori (Así cualquiera, ¿no?). :-[]

    Me gusta

    Responder
    1. nadieavatar Autor de la entrada

      Usted y su señor padre son dos desaforados. Además, nada innovadores, como usted mismo reconoció. Si yo le clavo tornillos a un chorizo, me lo como también. Además, no sé qué tiene contra las pobres lentejas.

      Me gusta

      Responder
  2. Balder, El Gran Ruleman

    ¡Qué suerte que no somos vecinos!!! Con tanto manjar de lentejas no quiero imaginar como deben volar sus sábanas por las noches casi como Casper y sus amigos en la masnsión embrujada…

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s