The boy

Tomándome el feriado del día de la fecha en serio, me he rehusado absolutamente a desempeñar cualquier actividad productiva, por ínfima que sea. Dividiendo mi tiempo entre Twitter, el blog y Google (pues buscaba alguna película que NO me demandara actividad cerebral alguna) he dado con esta curiosa pieza.

imagesTe digo, que elegí mal. Alguien en Twitter recomendó una película con el mismo título; había un enlace para ver el trailer, y esculcando uno se daba cuenta de que la película era un thriller fantástico, con fantasmas y muñecos malditos o alguna cosa por el estilo. No quise verlo todo, porque ya había decidido cargármela. Me puse a buscar esta película inmediatamente, y no la encontré porque claro, apenas se está conociendo el trailer. En cambio, encontré otra con el mismo nombre. Y de fantástico, lamento decirlo, NADA. Que los cuernitos del poster no te engañen. Y me puso a pensar fascinada, maldita sea.

   ¿Viste esas películas con unos argumentos tan complicados (y tan mal escritas) que los personajes se tienen que poner, literalmente, a recitar ellos todo? ¿Acompañados por una música incidental operística, a todo volumen? ¿Preferentemente con un reparto supernumerario y alguna que otra figura que se lleve prácticamente todo el presupuesto? Bueno, nada que ver.

   Las figuras conocidas que aparecen aquí son dos excelentes actores, David Morse y Rainn Wilson, y no hay mucho más reparto. El guión es económico por demás; todo el argumento está en los ojos y las acciones de los personajes, que lo describen así mucho mejor que con palabras. El padre derrotado y desesperanzado, el niño pálido, esmirriado, solitario atravesando un proceso espeluznante… bueno, no voy a hacer spoiler. Sólo te digo que paso a paso, te hace acompañarlo en ese proceso, y minuto a minuto, te va poniendo la piel de gallina. Te obliga a seguirlo, a entenderlo. La película es lenta, oscura, y le cae al argumento como anillo al dedo.

   Es una película que me gustó mucho. En los títulos vi que está basada en el capítulo de una novela. Si la conseguís, andá y leela. Es de Clay MacLeod Chapman.

   Yo tengo ganas de saber qué más puede haber pasado con esa intrigante criatura…

Anuncios

4 pensamientos en “The boy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s