El sufrimiento de los solteros sin hijos: de gimnasios y actividades deportivas

images45   Hola, queridos renegados del mundo entero. Hoy dedicaré mi colaboración a favor del cese de la reproducción humana, a los padecimientos a los que nos vemos sometidos por esa irresponsable casta, llamada los honestos padres de familia, en los diversos espacios que son reconocida y lógicamente family unfriendly (no sé si se llaman así, pero deberían). Tales son, como anuncio en el título, los gimnasios y actividades deportivas en general.  En efecto, cualquiera, soltero o casado, podría pensar, y de hecho te lo dicen si les preguntás, que un gimnasio o un lugar en donde se hace deporte son lugares no sólo peligrosos para los niños, sino incómodos para llevarlos, ¿verdad? Se manejan equipos pesados o complicados; los deportistas no pueden prestar atención a los niños y pueden lastimarlos o lastimarse; los niños se aburren y distraen a los deportistas, pudiendo además escaparse sin que los padres los vean y en consecuencia perderse o accidentarse… Todo muy lógico, ¿no? PUES ¡NOOOOOOOOOOO!!!!!!!! 

   ¿A QUIÉN SE LE OCURRE QUE EN ESTA ÉPOCA DE TANTAS OPORTUNIDADES PARA EXPERIMENTAR LA DICHA DE SER JOVEN Y LIBRE, LOS QUE HAN DECIDIDO ENFRENTAR EL COMPROMISO DE SER PADRES, VAN A RENUNCIAR A ESAS OPORTUNIDADES????? ¿ES LÓGICO QUE SOLAMENTE POR TENER HIJOS SE DEBA DEJAR IR AL TAN SOCORRIDO TIEMPO PERSONAL, EN LAS CIRCUNSTANCIAS QUE SEAN, DONDE SEA, Y A PESAR DE QUIEN SEA????? NO, SEÑOR SPOCK.

   No importa que vos, que planeaste tus cosas con cuidado y no tenés ningún problema que sortear, vayas al gimnasio pensando en desempeñar actividades altamente gratificantes para vos, y que te significan un mundo en el stress que debés enfrentar todos los días. Como parece ser que nadie quiere tener una confrontación con esta gente irresponsable QUE SE CAGA EN LOS CARTELES COLGADOS EN TODAS PARTES, llegás al gimnasio y te encontrás con que claramente el personal de recepción no ha hablado con ninguno de ellos, porque te toca:

  • Sufrir un cochecito con un bebé, puesto adelante de todo en una clase de gimnasia localizada, con la retardada de la madre practicando dicha clase a su lado, con la música a todo volumen y el peligro de una mancuerna o algo así caída en la tierna cabecita en cualquier momento, distrayéndonos además, a todos los que estamos alrededor, y que no por ser adultos nos vamos a dejar de lastimar. Alternativa: tenés vos la confrontación que evitaron tanto la recepcionista como la profesora; te comés una mala onda de la gran puta, porque a vos tampoco te gustan las confrontaciones; te volvés a tu casa malhumorada; renunciás a un gimnasio que te queda a una cuadra por otro que te queda a veinte, con la consiguiente pérdida de tiempo y dinero…
  • Ir a bañarte al vestuario, y salir de la ducha completamente desnuda para encontrarte de frente con uno o dos niñitos de no más de seis años, sin madre a la vista además para evitarles (a ellos y a vos) el espectáculo, con el peligro de que quien esté en el vestuario no seas vos, sino alguien con inclinaciones para nada sanas, con el peligro de que los niños se pongan a pararse en los bancos y se maten de un golpe, teniéndolos luego que pagar por buenos… Alternativa: les pedís amablemente que se retiren del vestuario hasta que termines de vestirte, hablás con las autodenominadas madres y les explicás, si es que no entienden el perjuicio para sus criaturas (no parecen tener demasiadas cosas en la cabeza) que no te gusta estar desnuda frente a niños, te insultan o te ignoran, hablás con la recepción… para más alternativas, ver el punto anterior.
  • Ir a la sala de musculación y hacer tus ejercicios contracturada, porque (una vez más, las madres no figuran a la vista) las larvas del infierno andan pululando por ahí y tenés que estar mirando a ver si, al bajar la mancuerna de cuatro kilos que estás sosteniendo, no se la vas a poner contra la frente a alguno, y encima, siendo que no tienen ningún derecho a estar ahí, te podés comer un disgusto, si no un juicio.
  • Asistir, por ejemplo, a una graduación de artes marciales, con todo el protocolo, la solemnidad, la preparación y concentración que todo el mundo conoce como necesarias, y tener que decirle vos a los pibes que las pelotudas no han renunciado a llevar, que no se puede estar jugando con una pelota gigante al lado del Tatami, porque ahí hay gente que está practicando un deporte. O sea, no es que ellas no les hayan dicho nada: a la distancia, una o dos en alguna oportunidad les dicen a los pibes que se alejen de ahí porque es peligroso, que pueden ligar una patada (ni hablar de levantar el culo para ir a buscar a la cría ellas mismas; a ver si se distraen de la conversación). Alternativa: levantarte y revolear algún pibe al medio del Tatami, a ver si en serio liga una patada y sale volando por la ventana, y agarrar otro para tirarlo contra el montón de idiotas que está charlando como urracas, al punto de que un profesor las tiene que mandar a callar. Varias veces.

   A ver, se entiende: mamita o papito necesitan quemar los últimos cartuchos; los votos matrimoniales, si es que los han hecho o los conservan, a nadie le importan un carajo y todo el mundo lo sabe, y nadie puede andar de levante o hacerse el lindo con los pendejos colgando del brazo.

images

   Y A VER SI ELLOS LO ENTIENDEN: A LOS QUE SABEMOS ESO Y POR ESO NO TENEMOS HIJOS, NOS IMPORTA UN CARAJO. NO ME GUSTAN LOS PIBES, Y NO LOS QUIERO VER, ESPECIALMENTE, EN DONDE NO DEBERÍA. Además, yo también estoy de levante, y ver pibes me mata toda la vibra. Acaso se la mate a todos los solteros del área. Nos deprime, y nos distrae de nuestras actividades. ¿SE ENTIENDE, HONESTOS PADRES DE FAMILIA? LES DEVUELVO SUS PALABRITAS: USTEDES NO SABEN, PORQUE NO SON SOLTEROS. A ver si se ubican.

   Y a nosotros, Solteros Sin Hijos, solitarios a la vanguardia, en el frente de combate contra la desidia que está llevando a esta especie al retorno definitivo a la irracionalidad del primate, nos dedico este pensamiento: ¿QUÉ MIERDA ESTAMOS ESPERANDO? Obvio que nadie va a decir nada sobre estas situaciones si no somos nosotros mismos. Todo el mundo quiere tener todo, especialmente estos paspados que creen que un pibe es como un perro o un gato, y que pueden ser padres y no criar a sus hijos, y cargar a todos a su alrededor con las molestias e incomodidades que no deberían ser más que suyas, mientras que sí van a ser suyos todos los beneficios de decir que cumplen el mandato social, tener de viejos gente que los cuide, órganos de reemplazo… Un plan de jubilación, bah.

   Y si no les gusta lo que digo, paciencia. Digo, a ellos. Estas situaciones las viví yo, pero no fueron las únicas; tengo anécdotas para hacer dulce. Y cosas para decir… bueno, ya te vas a ir enterando. Así que mejor se preparan.

   ¡VALORRR, SOLTEROS SIN HIJOS! Resistamos, y acabaremos por ganarnos nuestra tranquilidad.

Anuncios

2 pensamientos en “El sufrimiento de los solteros sin hijos: de gimnasios y actividades deportivas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s