Uncanny

images “Siniestro por lo familiar”. Verdaderamente. He odiado todo de esta película, hasta tal punto que llegó un momento en el que me resultó cómica. Estos días vi películas buenísimas y no tuve tiempo de comentarlas, pero sencillamente a ésta no la podía dejar pasar. Me resultó tan ridícula que algo tenía que decir.

   Comienzo llamándola “la Sexto Sentido de la ciencia ficción”. Por suerte, al final da un giro inesperado que te sorprende, y le da a la película un matiz de interés, que te hace repensar un poco y arrepentirte de todos los chistes groseros que estuviste imaginando en su decurso. Por desgracia, cinco segundos más o menos después de que termine la película y comiencen a pasar los títulos, hay como un pedacito más de película que han puesto como para cerrarla y redondear, y darle como una vuelta de tuerca. Una pena; sin eso capaz que la dejás pasar. Así las cosas, retomás la carcajada en el punto en el que la habías dejado, y mandás la película a la mierda.

images   Pero vamos a la película. Son cuatro personajes exactamente, y el único que trabaja bien, Rainn Wilson, aparece dos veces. Lástima, porque los otros tres son de madera. Interpretaciones malas y acartonadas; dos tipos que representan gente relacionada con la ciencia y que en lo único que aciertan es en el prejuicio de parecer dos pajeros a toda hora. Una chica que también está relacionada con la ciencia, pero, al igual que siempre, y sobre todo si se trata de una película mala, se esfuerza por dejar pasar tal vínculo ante el más obvio e importante status de calientapavas. A todas horas maquillaje perfecto, de rigurosa planchita y luciendo ropa impecable y atractiva, mientras le hace ojitos al pajero rubio (hay otro moreno). Le falla un poco el papel en un momento en el que se desnuda parcialmente frente a la cámara (los desnudos innecesarios son siempre muy importantes) y se le ve la bombacha, sobre un trasero fofo y celulítico. Realmente, no sé por qué la ciencia tiene que ser incompatible con el gimnasio.

   No faltan en esta película las disquisiciones filosóficas que nunca faltan cuando aparecen inteligencias artificiales, pero mientras en algunas películas, como Autómata o Inteligencia Artificial, por nombrar las más recientes, están concienzudamente expuestas y magistralmente desarrolladas, aquí aparecen, como todo, traídas de los pelos. Es más, el giro del final me hace pensar que acaso estén todavía menos pensadas de lo que parecen. En imagesfin; mirá vos. Por nada del mundo me pongo yo a ver esto de nuevo. Si estoy hablando por boca de ganso, lo lamento mucho, mis disculpas a los realizadores; sobreviviré.

   Sólo hay unos momentos inolvidables que quiero destacar, únicamente porque vengo de hacer una cola de dos días para pagar los impuestos y me quiero desquitar con algo. Además, deseo manifestar mi agradecimiento por haber contado con esos momentos. Hasta la mitad de la película me aburrí como un hongo, porque es expositiva, descriptiva y sosa al máximo; después fue que noté estas cosas y me empecé a reír bastante.

  1. Impagable la relación entre el pajero científico y el pajero robot. Por momentos es una relación padre-hijo, por momentos parece de amantes, por momentos hay celos por la atención de la señorita periodista-científica que viene a hacer el reportaje… Los dos tienen arranques, los dos sienten atracción sexual por la señorita…

    Me ha resultado confuso lo que la película quería probar. Si las inteligencias artificiales pueden ser tan indistinguibles de los humanos, como parece ser el caso, con tanto berrinchito y metáforas extrañas dichas por uno y otro (a lo mejor yo soy la bruta que no entendió). Si serán un peligro debido a ello. Quién siente tal “inquietud por competir”, como se dice en un momento. Si tal “inquietud por competir” es la que será un peligro, porque los humanos son todos unos traumados, y también las inteligencias artificiales procreadas por ellos, cabe suponer. Si de todas formas vamos al carajo porque nadie va a parar mientes y lo van a hacer lo mismo caiga quien caiga. Para qué vendrían a servir las inteligencias artificiales si son tan limitadas como los humanos, se puede pensar… En fin.

2. La posición de la “vaquera invertida”. Creí que me moría cuando, en cierta parte de la película, el pajero moreno se pone a ver porno inspirado en su calentura por la señorita científica-periodista. Y después, ante la inminencia del encuentro sexual entre ella y el pajero rubio, lo increpa y le sugiere tal posición. Te juro que le miré bien la cara a los dos, a ver si se reían. Yo me reí. También busqué a ver cuál era esa posición en Google, y te digo que se hubiera podido escribir esa escena para que no distraiga tanto y sea más dramática. Y se salva de todo lo virulento que podría escribir sobre esta escena, debido al giro del final…

3. El final, final, después de los títulos. Ay, Señor. Siempre ha sido un recurso que me fastidia infinitamente; me distraigo y me pierdo a veces lo que me quieren decir, porque para mí la película ya terminó, y estoy pensando en otra cosa. Pero en este caso, además… Después de un segundo en el que me quedo pensando, me vuelvo a reír, como te dije, y sigo pensando, entre carcajadas, acerca de lo que me puede aportar ese dato.

   En fin, si estás buscando una comedia de ciencia ficción que no tiene intenciones de serlo, ésta es tu película. Buena suerte.

images

Anuncios

5 pensamientos en “Uncanny

  1. Dr. Zaius

    Doña Nadie no ha entendido esta película de IA, como nunca parece entender ninguna de este género (¿se acuerda de Her?). ¿Trasero fofo y celulítico? ¿Qué filme ha visionado doña Nadie? El Dr. Zaius no coincide con su diagnóstico. Igual, la sigue queriendo.

    Me gusta

    Responder
    1. nadieavatar Autor de la entrada

      Y yo lo quiero a usted, a pesar de que no compartimos la afición por películas sobre inteligencias artificiales. Cuando no entiendo, yo le digo; es sólo que a veces lo que veo no me gusta. Y el trasero de esa señorita es fofo y celulítico. No pude conseguir fotos del instante y no sé hacer la captura de pantalla, pero ya le voy a mostrar.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s