Neuromante

images   Esta magnífica novela fue mi regalo de cumpleaños por parte del Doctor Zaïus, y debo destacar que, aunque demoré mucho en ponerme a leerla, la he disfrutado y hay muchas cosas que destacar de ella, más allá de las precisiones de costumbre que se pueden hacer respecto de su clasificación o argumento. Pero podemos empezar diciendo lo básico: autor, William Gibson; género, ciencia ficción; argumento, una historia que involucra a Case, pirata informático; el año en que fue escrita, 1983,

   Lo primero para resaltar es su estilo. Los acontecimientos se van relatando de una manera tan visual, que nada cuesta imaginarlos de inmediato, tenerlos frente a nosotros en cada detalle. William Gibson realmente se luce con ello, procreando una novela que es, en su percepción, casi una historieta. De ahí la imagen que elegí para ilustrar la portada del libro, que no es la del ejemplar que yo tengo (de Editorial Octaedro). Ésa es la idea que quiero transmitirte: vas leyéndola, y la imagen mental que vas teniendo es la de una historieta, ambientada en escenarios a los que nos han acostumbrado las películas de ciencia ficción desde Blade Runner. Como le dije al Dr. Zaïus: “está escrita como Blade Runner se ve”, y no debo estar tan equivocada porque, revisando en Wikipedia para aprender cosas sobre William Gibson, vi que él opinó lo mismo al ver la película. Con respecto a otras películas con las que se la puede relacionar, quizás se deba mencionar a Matrix, porque el protagonista es, y no estoy adelantando tanto del libro si te lo cuento, un hacker, un “vaquero” cibernético que vive de conectarse a las computadoras para robar información.

images   En cuanto a otros libros de ciencia ficción que he leído, sólo puedo hacer especulaciones porque no puedo de hecho relacionarlo con ninguno. Una impresión muy fuerte que tuve, es que se parece bastante a Ubik, de Philip Dick, si es que Philip Dick puede parecerse a alguien o algo más. Por supuesto, no son dos gotas de agua, y acaso el parecido que le veo es sólo accidental, o incidental: la realidad que viven los personajes de ambos libros es caótica, fragmentaria; en ambas novelas existen momentos en los que los personajes viven dentro de realidades mentales fantásticamente construidas (bizarras pero coherentes en el caso de Ubik, que tanto me ayudó a entender la película Inception, bellamente dibujadas en el ciberespacio de Neuromante). Acaso se diferencian más por el hecho de que, mientras Ubik es una novela de “puertas adentro” porque sus personajes sólo se trasladan dentro del tempo de la novela (no puedo decirlo de otro modo), Neuromente es definitivamente cosmopolita; sus personajes existen más allá de ellos, se desplazan por todo el planeta, velozmente, recorriendo lugares, comidas, colores, olores, etnias, idiosincracias.

   Además, Neuromante también tiene caracterizaciones bizarras de sus personajes, pero William Gibson consigue hacernos pensar en un mundo futuro en el que no desentonan, en Matrix y en Blade Runner, mientras que las raras caracterizaciones de Ubik son fantásticas y cuajan perfectamente en el libro, pero en lo que nos hacen pensar, es en el mundo extraño y descabalado… que corresponde a ese libro. No sé si me hice entender bien; te dije que Philip Dick no es fácil. Más adelante, te contaré sobre Ubik.

   Acerca de la clasificación de esta novela, te puedo decir que configura una llamada visión imagesdistópica del futuro, y además pertenece al género conocido como ciberpunk, lo cual sólo es aclarar que, dentro de esa visión enfocada en la decadencia de la sociedad, hay un papel muy marcado de la alta tecnología. Hay hackers, inteligencias artificiales y muchos embrollos que los involucran, pero todo dentro de una perspectiva exclusivamente “terrícola”. Nada de viajes interplanetarios por aquí. Pero la verdad, ni falta que le hacen; los personajes tienen trabajo suficiente, como podrás comprobar si leés esta novela, basada en intrigas de robo de información y ciberespacio.

   Leela con cuidado, porque es muy visual y vertiginosa, y el mundo cibernético en el que se mueve Case te va a sacudir de un lado al otro; tendrás que agarrarte muy fuerte para no distraerte y caer del argumento. Pero es para disfrutarla, y te vas a divertir.

   Me enteré de que próximamente estrenarán una película basada en este libro. A ver qué se hace. Yo espero ansiosa.

images

Banda de sonido al tono:

Anuncios

10 pensamientos en “Neuromante

  1. Dr. Zaius

    Me alegro que le haya gustado, doña Nadie (nota: este apodo es marca registrada del Dr. Zaius, pero otros participantes de este blog están autorizados a utilizarlo; otras versiones, tales como “don nadie”, son copias fallidas del original).
    Otra novela de ciencia ficción de tipo visual, con descripciones muy vividas que lo meten a uno en la historia, es “Hiperión” y “La caída de Hiperión” de Dan Simmons. Muy recomendable.
    “Ubik” no tenido el gusto o disgusto de leerlo.

    ¿Qué corno es Jasy?

    Me gusta

    Responder
    1. nadieavatar Autor de la entrada

      Jasy es una novela histórico-erótica o Dios sabe qué perpetrada por Florencia Bonelli, escritora argentina (no pude resistir copiarle ese participio a Borges). No haré más comentarios porque el Gran Rulemán, quien me prestó la novela, se va a ofender porque no he terminado de leerla, temiendo un ACV. En cuanto al apodo de doña Nadie, no entraré en la disputa. Prefiero que los involucrados discutan entre ellos y se saquen los ojos, porque eso me daría mucha publicidad gratuita.
      Prometo leer los libros de Dan Simmons recomendados; Ubik es rara y estrambótica, vertiginosa, te arrastra como en un delirio onírico. Quedás en las manos de Philip Dick porque no te es posible anticipar nada.

      Me gusta

      Responder
    1. nadieavatar Autor de la entrada

      Usted es un desacatado. No le puedo contestar porque no sé, ya que nunca me he fumado un porro ni nada por el estilo, pero sepa que aquí no aprobamos el uso de drogas. Además, por comentarios que escuché, si uno fuma un porro lo más probable es que se ría como un estúpido y después se quede dormido; no creo que entienda nada y menos un libro así. Por añadidura, si no está el software de base, no creo que el porro ayude para nada. Todos podemos usar LSD, pero hay que ser Philip Dick para escribir lo que él escribe, ¿no?

      Me gusta

      Responder
  2. Dr. Zaius

    Yo digo que hay que ponerse a la altura del delirio del escritor. Si no estamos en un estado mental similar, ¿cómo podemos entenderlo? Hay que resonar con el autor en la misma frecuencia.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s