Retroceder, nunca; rendirse, jamás: los solteros sin hijos en días festivos

images ¡Bueno! Ya pasaron los días de respeto por la diversidad religiosa que todo ser pensante, soltero o no, debería guardar. Así que ahora volvamos al ruedo, manada de antisociales irredentos, y tornemos a patalear y despotricar ante la tiranía a la que la estructura familiar nos obliga. Una vez más, sin entender ni aceptar nuestras decisiones aunque sea por un segundo. Igual que si fuéramos marcianos, o como si fuera normal amontonarnos en fechas fijas con la gente que más detestamos en el planeta, apelotonados como bosta de cojudo, con la pobre excusa de un culto religioso que la mayoría no recuerda más que cuando tiene que criticar… a gente como nosotros.

   En cuanto a la Nochebuena, en particular, no se han escrito suficientes libros acerca de la cuestión, si es que se ha escrito alguno. Películas se han hecho un montón. Tenemos por ejemplo este lamentable caso de Bridget Jones, que, ¡ojo! la película es buenísima y me encantó, pero no, no es una verdadera soltera ya que se lo pasa gimoteando porque no tiene novio, y se siente miserable por estar sola en Navidad… Otras películas vienen más o menos por la misma línea; pueden ser comedias, pero el mensaje sigue siendo el mismo. Y si hay gente como nosotros, seguro terminan “convertidos”.

   Después, tenemos películas más semejantes a nuestra realidad de osos hibernantes, que gruñen apenas alguien se acerca a la madriguera… En todo semejantes a nuestra realidad, porque si analizamos estas películas, vemos que, solteros o no, hasta que nuestros padres abandonen este mundo, aún los seres que aman andar anidando encontrarán un cabo del cual seguir tirando en la navideña ocasión… En estas películas se muestra la realidad de la vida, la falacia de estas “fiestas familiares” y el padecimiento de todos los involucrados, pero también el hecho de que… ¿quién le dice a mami que no quiere pasar la Navidad con ella?

images

  Y acaso por un oscuro resentimiento ante nuestra dorada libertad, que tiene el color de las nubes y la fragancia de agujas de pino mojadas de rocío, nunca falta el primo o la tía que nos dicen: “¿pero vos no tenés familia que lo tenés que pasar solo/sola?” Y entonces, de nuevo,

images

   De ahí a comer los sandwichitos de miga con mayonesa aguada acompañados con cerveza caliente, las empanadas más grasosas que la tía y la ensalada rusa con pollo de plástico, no hay más que un paso. Sólo queda abarajar la primera botella que nos encontremos, y partírsela en la cabeza al primero que se nos cruce si resulta ser sidra sin alcohol.

   Porque vamos a ser sinceros. ¿A quién le importa una mierda el resto del año? ¿Son las empanadas de la tía realmente tan grasosas, o es la tía la que nos molesta? ¿Cuántas veces en el año vimos a la tía? En serio, ¿cuánta sidra (con alcohol, mucho alcohol) vamos a necesitar para besarle la verruga con pelo a medianoche y desearle felicidad con todo el corazón? Para ponerle el pecho a esta situación necesitaremos hacer acopio de nuestra grandeza de espíritu y…

images

   Sí, por tercera vez. Si a nosotros nos cuesta, imaginate a cuántos parientes tiene que complacer mami. ¿Cuántas tías le estarán diciendo mientras vos vas pasando “por lo menos le importa la madre”? ¿”Novia/novio no tiene”? ¿”Siempre solita/solito”? ¿”Te presentó a alguien”?

O si no… El Plan B

   Para esto, se necesitará mucha sangre fría y una notoria inclinación hacia el lado psicopático de la cuestión. Vas a mirar muy atentamente, muy fijamente, sin un pestañeo, a:

images

  Sí, y le vas a decir algo como: “No, si van a lo de la tía yo me voy a lo de XXVDSFAGAGSD, que este fin de año no viaja porque en su pueblo no están de humor, que el primo se está divorciando y el horno no está para bollos, y él/ella lo pasa solo/sola en la casa con el padre/madre y el hermano/hermana “. Agregá todos los detalles patéticos o macabros que quieras, pero sin exagerar porque después no te acordás. Estas son cosas que cualquier anidador que se respete debe comprender, o decir que comprende, que es lo mismo. Pero cuidado, a no descuidar la tarea de inteligencia que es necesario hacer previamente.

  1. Es elemento fundamental en el botiquín de cualquier soltero sin hijos el/la imprescindible XXVDSFAGAGSD; un entrañable amigo o cuasi pareja o como se llame, a quien hemos nombrado en su ambigua clasificación por lo menos seis veces en el año en curso. Lo de la ambigua clasificación puede ser real o no; el soltero en cuestión sólo debe preocuparse porque la familia de origen se lo crea, con pruebas irrefutables de existencia. Si son más de dos años de relación, mucho mejor.
  2. Todo el plan debe ser rigurosamente compartido con XXVDSFAGAGSD para que no vaya a meter la pata en caso de futuros encuentros. Mejor si no hay ningún tipo de relación con la familia, pero hay que estar preparados. Los solteros sin hijos, por una lamentable cuestión de necesidad, somos bolaceros profesionales; no nos arrogamos este título porque sí nada más.
  3. Tenemos que estar preparados para que XXVDSFAGAGSD no esté tan blindado como nosotros. Es imprescindible que él/ella conozca nuestra posición sobre este importante tema, pero también que nosotros tengamos un conocimiento acabado de su personalidad, o al exponer nuestro plan nos podemos encontrar con ésto:

images   De ahí a comer los sandwichitos con mayonesa aguada de la tía de alguien más, no hay más que un paso.

4. Si creés que no vas a poder, luego de manifestarte frente a tu familia como te dije  debés decirle a XXVDSFAGAGSD ésto: “No, vamos con mi familia a la casa de mi tía, porque mi mamá quiere que lo pasemos todos juntos, y qué querés, ya está grande”. Una vez más, ASEGURATE DE QUE NADIE VAYA A CONVERSAR CON XXVDSFAGAGSD. Una cosa es esquivar unas festividades que considerás sin fundamento, y otra arriesgarte a pasar hasta las próximas Navidades con:

images   Y en fin, que esto es todo. Yo he sorteado la dificultad exitosamente, con mi red de mentiras más reforzada que The matrix; he estado viendo películas online pacíficamente, comí lo que quise, no vi a quien no tuve el corazón para ver, y aquellos con quienes comparto mi corazón lo entendieron y aceptaron amorosamente, algo por lo cual estoy muy agradecida, porque cabrona y todo, ya lo dije un montón de veces, los solteros sin hijos amamos como todo el mundo.

   Así que, querido soltero sin hijos, resiste cuanto puedas; yo hice lo mío, y en cada ocasión, podrás siempre contar conmigo para sortear las perversidades a las que la sociedad inclemente nos obliga con algún insidioso plan.

   Atentamente, desde el frente de batalla,

   Nadie.

Anuncios

2 pensamientos en “Retroceder, nunca; rendirse, jamás: los solteros sin hijos en días festivos

  1. Dr. Zaius

    ¿Y si XXVDSFAGAGSD no quería quedar envuelto en su red mentiras doña Nadie? ¿Y si XXVDSFAGAGSD quiere conocer a la familia de doña Nadie y tomar vino con su tía la sommelier? (aquí iría la cara de cachorrito).

    Me gusta

    Responder
    1. nadieavatar Autor de la entrada

      Qué jugada más sucia; eso no se hace con la gente. Con el tetrabrik no se juega. Además, nadie en la cofradía de solteros sin hijos osaría invocar semejante estrategia. Va en contra del manifiesto. Los estatutos. Algo.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s