Experimenter, Das experiment, The reader, Legión

images   Tres películas y un libro, todos ligados por un problema en común: la batalla entre el bien y el mal, y el origen de tal batalla. En las tres películas, el origen está en el ser humano, y en el libro, más allá, como todos recordamos ¿verdad? Legión es la tercera parte de El exorcista; libro excelente, profundamente filosófico, acertado, meditado; no sé qué más decirte, salvo que la película es tan buena como el libro, y me dio un miedo bárbaro, siendo que es la menos sanguinolenta de toda la serie. Lo que es saber escribir, películas y libros, ¿verdad?

   Ahora vamos con las películas, que tienen el origen más complicado para la contienda entre lo bueno y lo malo. No ya Dios y el Diablo, lo cual nos quitaría mucha responsabilidad a los humanos, ¿no?

images   La batalla entre el bien y el mal la decidimos nosotros. Experimenter trata sobre un experimento real, elaborado por un psicólogo social judío alemán que vive en Estados Unidos, y que trata de dilucidar qué había detrás de tanto caso de “lo hice porque me lo dijeron” entre los criminales nazis de la Segunda Guerra (de los actuales no digo nada, porque el hecho de que no haya ninguna guerra es lo que me asusta más de todo esto).

   A ver qué te puedo decir para no hacer spoiler: el experimento consiste en reclutar voluntarios en parejas; serán separados en cabinas contiguas, sin la posibilidad de verse, y mientras uno va diciendo series de ítems con cualidades, el otro tiene que ir recordándolas cuando se las vuelven a decir. Si no lo consigue, el que las iba diciendo le tiene que dar un pequeño choque eléctrico. Estos choques van a ir creciendo en intensidad. El problema de la película (y para todos nosotros, se ha visto) aparece cuando la intensidad de los choques ya es muy elevada, el voluntario que los recibe grita, y el voluntario que debe darlos, sumamente incómodo y al borde de las lágrimas, se da vuelta hacia los directores del experimento para ver qué debe hacer… Hay que ver esta película. Después de verla y de razonar, nadie puede tener excusa para ser un borrego. Los resultados y las conclusiones son impresionantes y devastadores. Yo he visto The reader y me he visto a mí misma en situaciones como las de Experimenter, y no me gustó lo que vi. No me tengo como una imagespersona ignorante, que fue mi opinión al ver The reader y al pensar en tantos casos similares, pero soy de las que tenían que mirar para atrás, a ver si tenía permiso para actuar como un ser humano… Qué patada en el culo recibí, Señor… No te puedo decir más; mirá, sacá tus propias conclusiones, y ojalá nuncas tengas la necesidad de decidir qué hacer.

images   Das experiment es una película mucho más vieja (es del 2001), mucho más Hollywood (aunque es alemana) y ni un poquito menos clemente para con la condición humana, como debe ser si alguna vez pretendemos mejorar en algo. Esta vez el experimento va un poquitito más allá… y de vuelta otra vez al Experimenter. En esta ocasión, los individuos saben desde el primer momento que se les da poderes plenipotenciarios. Es decir, no todos. El experimento consiste en seleccionar al azar un grupo de personas de variados orígenes y profesiones para que vivan dos semanas en una cárcel simulada. Se los separa en dos grupos, y se decide al azar quién va a ser prisionero, y quién va a ser guardián. Todo el tiempo que dure el experimento, cada uno tendrá el rol asignado y lo mantendrá a rajatabla, a cambio de una jugosa recompensa en metálico.

   Y es increíble ver, luego de sólo treinta y seis horas, cómo se va al carajo TODO, y al fin y al cabo, hombres y mujeres de poca fe, el poco valor que tiene el dinero cuando entra a jugar la cuestión del PODER. El ignorante, el sumiso, el psicópata; el honesto padre de familia, el taxista, el educado y el humilde, todos hermanados en un gran inodoro humano, haciendo presa en el prójimo, aprovechando la oportunidad que les da el Director científico inescrupuloso, o aborregados detrás del energúmeno desatado, temerosos, pero obedeciendo… qué facil era juzgar, antes de ver Experimenter. Qué difícil me va a ser ahora. No es agradable tener que pensar que una forma parte de una sociedad en donde debe estar siempre en guardia… Qué ingenuo me resulta Legiónimages ahora, con lo buen libro que es y las profundas reflexiones de grandes pensadores que encierra.

   Yo vi estas dos películas una a continuación de otra porque lo consideré imprescindible, más que necesario, y lo sostengo. Conocía Das experiment desde que salió, pero nunca la había visto. Cuando el Doctor Zaïus me hizo ver Experimenter, pensé que ya no podía retrasarlo.

   Hacé vos lo mismo, si estas cuestiones te preocupaban. Si no te preocupaban, igual, porque son dos grandes películas, o tres, porque The reader es también imprescindible. O cuatro, porque si todavía te atraen los inocentes tiempos en los que podías echarle la culpa a los demonios, Legión es una película que no te va a decepcionar ni un poquito.

   Pero leete el libro, eso sí. William Peter Blatty.

images

Anuncios

4 pensamientos en “Experimenter, Das experiment, The reader, Legión

    1. nadieavatar Autor de la entrada

      Perdón; he querido decir “me condujo con seguridad y amabilidad a través de las brumas de mi supina ignorancia, para que me desasnara con el visionado de este excelente film, el cual sin duda de no ser por su intermediación me habría perdido irremediablemente, dejando de ilustrarme con sus valiosos ejemplos”.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s