Picnic extraterrestre

images   Boris y Arkady Strugatsky han escrito esta notable novela de 1977, recomendada por nuestro mutuo amigo el Dr. Zaïus, quien es un muy concienzudo lector de ciencia ficción. Esta historia contrasta con respecto a las dos anteriores recomendadas, porque no es de aventuras, sino todo lo contrario. Los hechos que relata tienen lugar después de que la aventura ha sucedido… y pasado de largo. Es un relato reflexivo, y post-apocalíptico; el mundo ha experimentado una crisis monumental y apenas sobrevive el día después, pero con una cansada falta de sorpresa y una estólida perseverancia. Una abulia de las cosas y de las personas. Estamos aquí lejos del clima optimista y aventurero de Tú, el inmortal.

   El título viene por una analogía que explica uno de los personajes de la novela, un científico. ¿El problema que suscita la analogía? Se ha producido un contacto con una civilización extraterrestre. Pero tal civilización no aparece. No figura en la Tierra por ninguna parte. Hay seis lugares llenos de artefactos y diversos cacharros que indudablemente tienen esa procedencia. Esos lugares están marcados por alteraciones en el campo gravitatorio y ciertas propiedades que recuerdan las de las radiaciones nucleares. Pero no hay nada más. Nadie más.

   Hay legiones de mercenarios que se escurren hasta estas áreas de acceso restringido para comerciar con lo que obtienen. Se describe en la novela todo el submundo relativo a ellos; sus familias, amores, relaciones, penurias. Hay científicos que estudian las capacidades que tienen estos artefactos y las explotan, y analizan las alteraciones en el terreno y las que sufren quienes han entrado en contacto con unos y otros. Y les dan a los objetos nombres como “jalea de brujas”, “servilletas castañeteantes”, “así-así”, “ojos de langosta”. Y especulan sobre la Visitación, las leyendas urbanas que ha generado… porque es todo lo que pueden hacer. Los “Seres Visitantes” no han permanecido aquí. Es lo que dice este científico: es como si nosotros fuéramos a hacer un picnic en algún parque, y al irnos dejáramos abandonadas en el suelo las botellas de gaseosas, los platos descartables, losimages envoltorios de caramelos… ¿qué pensarán las aves y las hormigas? ¿Qué relación tendrán con estos desechos?

   Y ése es el estado de la Humanidad en la novela. Aprovecha esos artilugios, pero no comprende los principios de su funcionamiento. Ni sabe por qué están aquí. No sabe si fue un accidente, si fue un “picnic” de verdad, si se trata de una trampa, o de una versión bizarra de aquel TMA-1 de Una odisea espacial, se podría decir. La Humanidad subsiste y espera el próximo paso, si es que lo hay; un próximo paso que ni siquiera puede imaginar.

   En cuanto a los autores, te digo que yo no conocía a estos dos escritores, por lo que, para contarte sobre ellos, tuve que averiguar unas cosas en Internet, y te puedo confirmar algunas que dice Wikipedia. Y lo que dice es que en sus comienzos, las obras de estos dos hermanos, que escribieron casi todas sus cosas en equipo, es más didáctica (cosa muy lógica porque el menor era astrónomo), y luego vira hacia los matices humanos y la sátira social. Encontré que, a partir de la lectura de Picnic extraterrestre, esto se puede sostener, porque los personajes aparecen dibujados con lo que yo creo es una gran penetración psicológica, más allá del retrato que se hace de su sociedad. He visto lo mismo en otra de sus obras que he comenzado a leer, Definitivamente, tal vez.

   Así que, si es tu tipo de lectura, te recomiendo a estos dos muchachos, que según Wikipedia están entre los escritores de ciencia ficción más populares de Rusia, y alcanzaron mucha popularidad también en otros países. Sus obras fueron traducidas a cuarenta y dos idiomas, y su prestigio se mantiene hasta hoy. Un premio ha sido nombrado en su honor, el ABS.

   Los aspectos culturales de su literatura, como los relacionados con el período stalinista, determinadas bromas que no son fáciles de traducir por el contexto social, y las dificultades de traducir del ruso, que fácil no es, han hecho que las ediciones en su idioma nativo sean más exitosas que las demás, pero esto no es problema suyo. Igual, como pasa con Nietzsche, por desastrosa que sea la traducción siempre va a haber aspectos y facetas interesantes que puedas captar, porque son obras de calidad.

   Así que si encontrás algún libro suyo, dale nomás. Te lo digo yo. Y dicen que hay película y es muy importante. Se llama Stalker.

images

Anuncios

2 pensamientos en “Picnic extraterrestre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s