¡Feliz cumple! Scott Kelly desafía a la flecha del tiempo en la Estación Espacial Internacional

CbwJKOQUAAELRdQ   ¡Sí! Me pongo a deambular un rato en Twitter esta mañana, y me he encontrado con esta agradable noticia: el día de la fecha, Don Scott Kelly y su hermano Mark celebran su cumpleaños. Bueno, por supuesto, para el pobre de Scott “celebrar” es sólo una palabra, como bien sabemos. En efecto, luego de un rato de esculcar en Internet a propósito de la noticia, no he encontrado a propósito de este notable aniversario más que una triste mención y unos miserables tweets de felicitación, de los cuales los más cálidos y creativos no provienen, como es obvio aclarar, de los superiores de Scott, sino de civiles como nosotros, la parva de inocentes e interesados tuiteros preocupados por el bienestar de Scott. Y de Mark, bah, también; no sea cuestión de que Scott le robe la atención y el reencuentro de ambos vire hacia algo tenso y bizarro.

   Estos tweets que te digo, nos ilustran más que cualquier comunicación de la Estación Espacial cuál es la situación. Por supuesto, no falta el colgado que hace chistes pesados y de mal gusto acerca de la torta de cumpleaños para Scott congelada y deshidratada, o que se divierte bardeando al pobre por su parecido con Phil Collins en la foto que puso, y aludiendo a la canción “In the air tonight”… pero son numerosos también los que se conduelen de la absurda carencia de torta cumpleaños, los que hacen inteligentes y totalmente pertinentes disquisiciones acerca de tener globos en el espacio, y aún los que tienen el decoro de mandarle a Scott una foto con velitas encendidas que dicen “Happy Birthday” (y sólo las CbwttTaUAAAfY2yvelitas, sin asomos de rulos de merengue con chispas de chocolate, o cosa parecida, mirá qué fino detalle). Otros le tuitean tarjetas, algunos le desean “¡Feliz día del smoothie!”, lo cual es una crueldad porque ni puede tomar smoothies, ni sé qué tiene que ver con el día especial de Scott, y está la legión de los que nos preguntamos DÓNDE ESTÁ LA FIESTA… Y le deseamos a Scott un pronto y feliz regreso, para que pueda festejar en serio.

   DE VERDAD, SEÑORES DE LA NASA. ¿TENÍAN QUE LLEVAR TAN LEJOS LA SOLEMNIDAD Y SERIEDAD DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA? YA NO ME PREOCUPA LA FALTA DE FESTEJO CUANDO LOS TRESCIENTOS DÍAS DE SCOTT KELLY EN EL ESPACIO. ESTO ES MUCHO PEOR.

   Yo no soy una gran investigadora de Internet. Lo mío en la web es muy reciente. Hay cosas que no sé cómo buscar, a veces no encuentro los mejores sitios, me pierdo cosas por ir apurada, o porque dejé de buscar, aburrida… Pero esta vez no creo equivocarme. Miro entre los tweets, y ni una foto de Scott Kelly con un bonete. Ni una bolsa de de dulce de leche con un moñito color celeste, o una con chocolatada para chupetear. Nada de Scott Kelly rodeado de pequeñas cajitas flotantes con cintas de colores, haciendo piruetas y malabarismos en microgravedad, como con las naranjas, y desenvolviendo los regalos mientras va mostrando y agradeciendo. Ni un globo (y se puede tener globos en el espacio).

   Verdaderamente. ¿Me van a decir que ese pobre hombre, que se ha pasado todo un año haciendo experimentos, corriendo arriba de una cinta como un hámster, y cuidando la lechuga espacial como un marihuanero psicótico, esta vez, que es cuando más lo necesitaría, creo yo, no va a recibir ni las medias y los calzoncillos de la tía Mildred? ¿Ninguno de los astronautas le va a tirar las orejas? ¿De verdad, durante todo un año, nadie pensó en embalar una bolsa de chizitos para Scott Kelly, en alguna de las naves de aprovisionamiento? ¿Es Scott un hombre casado? ¿Alguien le va a dar diez minutos de privacía con su señora esposa? ¿Su señor esposo? ¿Una stripper de Las Vegas vestida de enanito verde? ¡ALGO, POR EL AMOR DE DIOS!

   En serio. A mí me alegra mucho si la NASA, cuando Scott Kelly regrese, descubre todo lo que esperaba acerca de la pérdida de tejido óseo en los astronautas, los efectos de la microgravedad, comprueba lo joven que parece Scott junto a su hermano, y averigua cómo queda uno después de un año de beberse el agua reciclada de su orina y sudor, sin poder tomar una ducha o usar un tenedor, privado de cerveza y de ver nuevamente Scary Movie con un paquete enorme de pochoclo. Más me voy a alegrar si los pueden juntar a Mark y a Scott para descubrir cosas interesantes viendo qué hizo Mark acá, mientras Scott se lo pasaba arriba, luchando contra el embole espacial… Pero, ¿qué costaba, señores científicos, mandar a la Estación un muffin con una velita a pila?

   ¿Y DESPUÉS QUIEREN MANDAR UNA EXPEDICIÓN A MARTE? LES DIGO, AHÍ TIENEN UN DESASTRE ESPERANDO OCURRIR.

   Mejor vayan aprontando aunque sea un DVD con los últimos estrenos del 2015 y una botella de sidra. Hay tiempo; Scott llega recién en diez días. A lo mejor todavía pueden mandar algo para allá. Hablen con Mark. Que tenga ya preparado un gran asado, y una torta como Dios manda, y que le envíe a Scott todas las fotos que pueda. Y no sería mala idea que también su señora esposa se ponga a la tarea. No vaya a ser cosa que, cuando Scott llegue, descubran más cosas de las que esperaban, y de las que se tengan que arrepentir.

   NO QUERRÁN ESPERAR A SCOTT KELLY CON UNA MEDALLA PIOJOSA Y EL HIMNO CANTADO POR LADY GAGA, YA SE LOS VOY DICIENDO.

   De mi parte, para Scott Kelly en su día especial. ¡FELIZ CUMPLE!

   Bueno, sí.

Anuncios

6 pensamientos en “¡Feliz cumple! Scott Kelly desafía a la flecha del tiempo en la Estación Espacial Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s