The bride (Shi yi)

jpgds   Aquí el prometido comentario sobre la película La novia, entrevista con el Dr. Zaïus el día sábado, y que a mí me gustó y al Dr. Zaïus no, hasta el final, que según él le cerró algunos cabos y le dio como un gancho interesante.

   Mi opinión: yo también la tuve que ver dos veces porque me di cuenta de que era una película llamativa, pero al principio hubo cosas que no entendí. Tal vez porque la película es china y no le embocamos bien a la onda cultural, resulta complicada para ser tan poco llamativa.

   Cuando lo analizás bien, el argumento es fabuloso. La primera vez que la vi, yo me perdí un poco, y la segunda vez, como ya sabía más o menos qué pasaba, me terminó de cerrar y dije: “¡a la mierda!”. Es una historia atrapante, pero insisto, tal vez a esta película, al menos para tener éxito en occidente (no sé cómo le habrá ido en China) no le vendrían mal un par de recursos pochocleros que resalten ciertos aspectos. Como para remarcar mejor algunos saltos y vueltas atrás que te pueden hacer confundir. Para colmo, los occidentales nos vemos enfrentados a una confusión adicional: hay más de un personaje femenino en la película con el mismo peinado, prácticamente haciendo el mismo papel, es imposible adivinar la edad de los asiáticos, y está ese conocido efecto psicológico (es real, en serio) de que para una etnia, los de otra etnia lucen todos iguales. Sí, no es una película nada fácil.

   ¿Qué me hizo volver a verla? La intuición que tuve de todo lo anterior, más el aspecto cultural de la cuestión. Sobre todo a propósito de Ringu, se ha insistido mucho en que los occidentales nos perdemos gran parte de la mitología de las películas orientales; hay cosas que aunque estén, sencillamente no podemos ver. Y en La novia, el tema es tan concreto y está tan bien planteado, que pensé que me iba a perder menos cosas. Y es un tema muy atractivo, qué joder. De hecho, antes de ver la película otra vez, lo investigué en Internet para no perderme ningún aspecto. Y te puedo decir que, hasta donde yo sé, la película realizó una ficcionalización sobre este tema realmente muy lograda. Incluso te puedo decir que no sé si será posible hacer lo que propongo para aclararla.

   Se trata de una película de género fantástico basada en hechos que son reales, pero tan absurdos para nosotros los occidentales, que quizás también eso colabora para que te resulte difícil entender.

   La trama gira alrededor de un periodista que investiga acerca de una tradición china llamada minghun. Esta tradición consiste en, básicamente y dicho muy rápido, casar a una persona que ha muerto soltera para que pueda entrar a la casa de los ancestros, y no vague como un alma en pena en el otro mundo, ya que lo que se pretende para los muertos es la misma felicidad que tenían en vida, y tal felicidad es imposible sin el lazo familiar que da el matrimonio. El casamiento lo hace la familia del fallecido, y el otro contrayente puede ser otro fallecido en las mismas condiciones, o una persona viva que acepte el lazo (o se lo hagan aceptar; mmm). El problema de este joven, es que él forma parte de un minghun, aunque no lo sepa. O no lo recuerde, porque en esta película aparece el tema de la reencarnación, como si le faltara algo. Hay indicios, pero tenés que estar muy, muy atento, porque la historia es complicada, y hay muchos indicios, de muchas cosas distintas.

   Sin embargo, me resultó tan interesante, que te recomiendo que hagas lo que yo, y la veas dos veces. Realmente, en el cine de hoy está habiendo demasiada cosa chata y yo creo que tenemos que volver al cine que se piensa. Incluso, si querés hacer todo el camino que yo hice, podés leer mi entrada anterior, en donde cuento un poquito acerca del minghun y rezongo otro poco, tal como suelo hacerlo en general, y después ver la película. Que, insisto, para mí vale la pena. Es como la versión Inception de Sixth Sense (no sé si se entiende esta comparación; creo que ya me puse rara yo también).

   Y si no te gusta me podés putear un rato, como hizo el Dr. Zaïus, que yo no me ofendo. Sobre gustos no hay nada escrito, dijo una vieja, y se anotó como voluntaria para un minghun.

Anuncios

2 pensamientos en “The bride (Shi yi)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s