Adam’s apples, The green butchers, Flickering lights

   Hace un montón que quería comentarte sobre las películas con Mads Mikkelsen que había estado viendo y que recomendara la ilustre presidenta de su fan club, doña Karina, porque son tan buenas que hay que verlas, aunque como he tenido unos días ocupados no encontraba el momento. Sin embargo, aquí están. Con Men and chicken, forman el cuarteto de películas de Anders Jenssen que he visto, y que confirman absolutamente un comentario que hice, acerca de salirse de Hollywood y no escatimar en ver películas de otros países cuando se trata de apreciar cine de calidad, y de arriesgar un poquito viendo cosas que no son populares en Estados Unidos y que por eso no se publicitan. En efecto, yo descubrí Men and chicken por casualidad, y si no es por el club de admiradores de Mads Mikkelsen ni siquiera me hubiera enterado de estas tres películas que te comento hoy, ni de este excelente director. Sin embargo, las cuatro son fantásticas, aunque para mí la mejor es Men and chicken, que directamente me parece fabulosa. Además, de las cuatro Men and chicken es la que te hace reír de principio a fin.

images   Adam’s apples es algo entrañable, con el tipo de personajes que por momentos te exaspera, a veces te hace reír, y por momentos te asalta con una dulzura tan grande que te rompe el corazón. Ésta comedia y Men and chicken, son las dos que me parecen más originales.

   Imaginate un neo nazi y un pastor protestante (creo que esa es la religión). Imaginate un manzano en el parque de la parroquia. Ahora imaginate La vida es bella. Ahora imaginate que el neo nazi viene a la parroquia de este pastor a recuperarse socialmente. Con este pastor que parece salido de La vida es bella, pero más ingenuo que aquel padre de familia; o más creyente, convencido totalmente de lo que te dice. Enfrentado a este neo nazi que menos convencido no puede estar de encontrarse ahí. Entonces, el pastor le dice que su misión va a ser hacer una tarta de manzanas. Y eso es todo. De ahí en más, todo se trata del camino del neo nazi hacia la tarta de manzanas. Y hacia un final inesperado, deslumbrante. Esta película tiene el tipo de crudeza que te termina reconciliando con la humanidad. Y te hace reír bastante, no te creas, que este personaje del pastor no es menos difícil que el del neo nazi, a su propia manera.

images   The green butchers es bastante rara y truculenta, y aunque es atractiva e ingeniosa y tiene sus momentos cómicos, me parece que son menos que en Adam’s apples. No te la puedo relacionar con otra película que se le parece un montón, porque te la nombro y ahí nomás te hago un spoiler completo de toda la película. Igual no hace falta, porque te vas a dar cuenta solito en un santiamén, pero vas a ver que esta película sí termina “bien”.

   A grandes rasgos, te puedo decir que trata de dos amigos que trabajan en una carnicería bajo las órdenes de un jefe sumamente dominante y castrador, que tiene a su trabajo en el concepto de una misión sagrada, y se comporta como uno de esos padres para los que sus hijos nunca hacen nada bien. Así trata a sus empleados. Para él, no saben cocinar, no los deja atender al público… En fin, que los muchachos no lo pasan bien y quieren abrir su propia carnicería. Lo hacen, pero no consiguen hacer que el negocio arranque. Uno de ellos, que no tiene todos los patitos en fila, o más bien está fuera de quicio por su impotencia ante la vida, encuentra un día una solución por demás extrema, pero que funciona. De repente, surge su talento de cocinero y todo el mundo quiere sus salsas, marinados y embutidos. La carnicería se hace popular y la gente hace largas colas para acceder a sus productos. Y no, lo que pasa luego no te lo esperás. No podés, porque este director no trabaja como los demás.

   El desarrollo es sorprendente y apasionante, y te lleva a una inesperada reconciliación con la vida, como sucede en todas estas películas, habitadas por personajes complejos hasta lo indecible, con una asombrosa manera de hacerte entender su verdad. El final, te hace preguntarte sobre lo cara que es la felicidad, y lo difícil que puede ser. Como el mero hecho de plantarte y señalar con el dedo a tu alrededor, para establecer la verdad de las cosas. También te hará mirar con más piedad tu propio camino de vida, y tus propios errores.

images   Flickering lights se parece en algunos aspectos a The green butchers, aunque sin ser tan macabra. Tiene un argumento que me suena familiar; lo he visto en otras películas, pero está bien hecho y me encanta. Y me encantó también ver a Mads Mikkelsen haciendo un magnífico papel de psicópata, completamente original y bien logrado, sin esos rebuscamientos innecesarios de Hannibal. En esta película se aprecia bien su gran talento, en su crudeza y en su acción directos y sin atenuantes, a través de la interpretación de un personaje que le permite destacarse y que pocos podrían hacer. De hecho me sorprendió, porque en esta película es directamente un loco de la guerra.

   Unos ladrones huyen con un gran botín robado a su jefe mafioso, lejos de la ciudad. En el medio de la campiña, encuentran un bodegón abandonado. Sin idea de cómo seguir viaje hasta Barcelona, lo cual era su objetivo, se quedan allí para esconderse. Y uno de ellos toma una decisión ejecutiva: va con el dinero robado y compra el bodegón, para quedarse allí definitivamente. No es fácil. El lugar está completamente destruido, ellos no saben cocinar, no olvidemos que el dinero era robado y además no todos querían quedarse. Especialmente, el psicópata encarnado por Mads Mikkelsen, el que le dispara a todo. Y que atravesará un proceso similar al del nazi en Adams Apples (y no pienses que es tan simple; no, no “se vuelven buenos”).

   Sí, lo sé. Quizás escuchaste sobre una trama parecida alguna vez; tal vez viste una película así. Yo también. Pero creeme, no fue con esta profundidad de los personajes, con su mezcla de locura ácida y tibieza, con verdades universales y descarnadas surgiendo a través de los actos más sencillos, o más bizarros. Como las demás, esta es una película que te encantará ver.

   Y como ya hablé mucho, te dejo para que vayas a buscar cualquiera de estas maravillosas pelis, porque valen la pena, porque vas a pasar un buen rato y porque ellas y vos se lo merecen.

   Sólo una cosa más. Los personajes de Flickering lights jamás aprenden a cocinar, pero como con tantas cosas en la vida, a nadie le importará.

   Ya vas a ver.

Anuncios

6 pensamientos en “Adam’s apples, The green butchers, Flickering lights

  1. ladykrizia

    que genial!! como ya te dije, me encanta como escribís!! seguro que si alguien no vió las peliculas y lee tu nota querrá verlas!! si alguien no las consigue que me avise y se las paso vía dropbox 😉
    gracias por la magia nena! buen fin de semana! 😀

    Me gusta

    Responder
    1. Nadie Avatar Autor de la entrada

      ¡Excelente idea! Porque es seguro que la gente que quiera ver estas excelentes películas va a tropezar con las mismas dificultades que yo. Gracias por la opinión, ¡pero es que me mirás con buenos ojos porque también me gusta Mads! Tus comentarios también son magia para mí, ¡buen finde!

      Me gusta

      Responder
  2. Dr. Zaius

    He visto un par con donna Nadie. ¡Son muy recomendables! Todavía me quedan las otras ¡A verlas que se acaba el mundo! Bueno, aunque no se acabe, también.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s