Audition: el doble filo del Mandato Social

MV5BMTQwNzQwNjIwOV5BMl5BanBnXkFtZTcwMjg5NDAzMQ@@._V1._CR4,24,343,471_UY268_CR6,0,182,268_AL_   ¡Buen domingo, Solteros sin Hijos de todo el mundo! Aquí estoy, contradiciendo una vez más absolutamente, si es que acaso me tenían olvidada, las mentiras acerca de nosotros y nuestra forma de vida. En esta ocasión, retando con energía y gran entusiasmo esa tan aludida “dominguitis” de la que en alguna ocasión he oído hablar y POR SOBRE TODAS LAS COSAS relacionada con nosotros, la gente libre y bien pensante. Y, una vez más y absolutamente, sin tener NI IDEA de lo que mierda me están diciendo con sus estúpidos mitos y prejuicios.  Porque lo que soy yo, como me suele suceder con gran frecuencia, hoy me lo estoy pasando genial; de muerte lenta. Pero bueno, en esta ocasión de verdad, y aprovecho para comentárselo a ustedes para ver que también pasen un domingo divertido, porque no soy egoísta.

   Esta tarde me he puesto a ver nuevamente una muy vieja película que le recomendaba ayer a alguien de nuestra cofradía. Este notable caballero quería que le sugiriera alguna película oriental para ver, preferentemente de terror, y si era con espíritus o demonios mejor. EL TIPO DE PELÍCULAS DE CABECERA PARA LOS SOLTEROS SIN HIJOS. ¿Verdad? Je je, pues no me imagino a nadie mirando alguna de estas fantásticas producciones con sus retoños colgados del brazo… aunque eso explicaría muchas cosas acerca de los infantes de hoy.

  casal-1332254__180 Así que luego de unos dos segundos le sugerí esta buenísima película, Audition, y después de eso y de ver si se podía descargar, constatar cuál era la versión adecuada, consultar por otras películas, que no por mucho madrugar vas a ver vacas en camisón, finalmente descargamos este excelente filme. Así que lo tenía en mi computadora el día de hoy, y como me gusta mucho y hacía tanto que no la veía (es de 1999), me puse al tanto esta precisa tarde. Y después de un momento, vi lo adecuada que era para ilustrar este nuevo aspecto de mi vida encarnado en el blog, y algunas de las ideas con las que me recreo actualmente. Tales son, entre otras y referidas a nuestro aguerrido gremio, las relacionadas con el mandato social que nos ha convertido a nosotros en parias, y en infelices a tantas personas bienintencionadas con docenas de virtudes y cualidades para ofrecer, y que terminan enterrando porque los convencen de su obligación es pensar en lo que es bueno para la manada.

   Aquí Audition, entonces.

 Imagínense un caballero viudo con un hijo muy pequeño, que llevaba una vida perfectamente feliz con su adorada esposa, hasta que inesperadamente ella enferma y muere. Él rehace su vida como puede, solo con su hijo, su trabajo, su mejor amigo, su ama de llaves y su perrito. Una existencia feliz y satisfactoria, completa, creía él. Hasta el día en el que su propio hijo, quien por su juventud y edad tendría que haber estado mejor informado, le dice que se ve descuidado, viejo… y que debería volver a tomar esposa.

   Soltero sin hijos, si estás atravesando un momento de desaliento, el cual todos tenemos en alguna oportunidad, ésta es tu película: te resultará un soplo de aire fresco y hará que nunca más en la vida te vuelvas a arrepentir de nada.vintage-1303815__180

   El hombre de la película reflexiona. Soltero en ciernes (casi sin hijos, porque el suyo ya es adolescente y va en camino de dejarlo en paz para siempre), iba bien encaminado: no le ve la necesidad a la sugerencia de su hijo. Pero como ha tenido una vida feliz con su esposa, sin contratiempos, sin dificultades, sin sacrificios y en suma tenía la cabeza tan estructurada como para que todo le cuajara siempre perfectamente, comienza a pensarlo. Y la idea no le resulta descabellada a su mejor amigo, quien trabaja en televisión. Y le sugiere que por qué no empezar una búsqueda de la candidata ideal, realizando, como él suele hacer para sus proyectos artísticos, una audición. Una idea divertida, ¿no es cierto?

  Inventan una película a la cual las candidatas puedan aspirar, se sientan a pensar en los requisitos y después estos dos simpáticos depredadores sexuales y anidadores compulsivos empiezan a barajar curriculums y fotografías, dedicados de lleno a jugar con la vida y las expectativas de las personas. La película está en japonés así que espero que los subtítulos hayan venido bien, pero en todo caso, los requisitos que se pedían eran éstos (ah, la carnicería que los solteros sin hijos nos hacemos con esta sarta de lugares comunes, por decirlo suavemente). retro-1326258__180

  • Buena apariencia.
  • Buena formación: piano, baile, canto (como la difunta; de cualquier manera cosas ornamentales; “no hace falta que se trate de una profesional”).
  • Entre veinte y treinta años.
  • Hermosa, elegante y sumisa.

   Ah, Señor; ésto es como sentarse a ver Atracción fatal después de que te gorreen durante años, tan enojada que le podrías hervir el conejito a tu marido sólo con la mente, y muerta de la risa… Yo sentaría a ver Audition a todos los que nos enrostran nuestra soltería… para comparar nuestra libertad con sus motivos idiotas y sus patéticas elecciones. Que desembocan en, más o menos, los mismos resultados.

   Los tres últimos adjetivos provienen después de aparecer LA CANDIDATA, quien viene tan bien que no hay argumento de convencer al viudo de mirar para otro lado.

flamingo-1294660__180  El hombre descubre su curriculum por accidente. La niña (tiene veinticuatro años) lo conquista inmediatamente, sólo con su dulce rostro y las sufridas palabras con las que describe su sencilla y modesta vida. Toda la audición se desarrolla hasta el final y cada postulante hace su entrevista, pero carece de sentido, porque en el corazón del viudo la elección ya está hecha. Las expectativas que ha aprendido a cultivar en su vida, le han hecho conformar un marco en el cual esta dulce niña cae como anillo al dedo.

   Apenas ella se sienta en la silla que le destinan para la entrevista personal, se ven los corazoncitos que estallan en el aire alrededor del viudo. Se le iluminan los ojos; se arregla la camisa y un amago de sonrisa le curva la comisura de los labios. Le dirige la palabra a la niña y con encendidas y emocionadas palabras apoya el ensayo que ella escribió.

   Ella tiene un aspecto delicado como un junco; viste de blanco y es casi transparente. Es fina, educada, tiene un aspecto sumamente limpio y mi amigo, mientras vea esta escena, va a pensar que lo cagué recomendándole esta película, cuando él sólo quería asustarse viendo un poco de terror japonés y no ver alguna mierda del estilo de Mujer bonita o Sin dormir en Seattle. Entonces termina la entrevista, la niña se va, y el amigo del viudo se inclina hacia él y le susurra que ella le da mala espina.

roses-1346673__180   Y nosotros, los solteros sin hijos, sonreímos con saña. La trampa del mandato social ya fue armada, y es cuestión de tiempo de que el inocente (o el tontuelo) caiga en ella.

   Más no les digo. Sólo doy los prolegómenos humorísticos de esta gran, gran película que no es para nada lo que parece. De terror, capciosa y un poco gore, seas soltero sin hijos o no, querido espectador, terminarás deseando serlo.

   Como mínimo, no te creerás cualquier cosa que te digan sin pensarla, nunca más, sobre todo si se refiere a la manera de pasar el resto de tu vida.

   No querrás que termine como una película de terror.

Anuncios

4 pensamientos en “Audition: el doble filo del Mandato Social

  1. Dr. Zaius

    ¡Conste que el amigo le había avisado!
    Por lo que parece, a los japos les gustan sumisas. Dice él en un momento: “No entiendo por qué no tiene novio… es hermosa, elegante y sumisa”.

    Me gusta

    Responder
  2. Balder, El Gran Ruleman

    No hay nada mejor que pasar el domingo viendo las sagas de Star Wars, X-Men y Los superheroes de Marvel. ¡Agradezco todos los días ser soltero sin hijos!!! Si no, tendría que compartir mis dvds con los infantes demoníacos.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s