La persistencia de la visión

images   La persistencia de la visión es un libro de John Varley publicado en 1978, y que en ese mismo año ganó los premios Nebula y Hugo, por muy buenas razones. Agradezco al Doctor Zaïus que me haya prestado este notable libro, el cual no recuerdo ahora por qué me citó, pero que sin duda recordaré yo misma en el futuro. Por un sinnúmero de motivos.

   Yo no conocía a este autor, pero me ha encantado su obra. Parecen fascinarle las criaturas extrañas: humanas, no humanas, y ambas, y colonizar con su imaginación mundos lejanos y extraños (o cercanos, pero de manera extraña). Naturalmente, y como ya estamos acostumbrados si leemos ciencia ficción con frecuencia o vemos películas, hallaremos anticipados muchos adelantos de los que hoy disfrutamos (o a los cuales tememos). Y algo más: John Varley es un escritor tremendamente creativo. Inventa sobre sus planetas y sus seres encajes de detalles tan abigarrados y originales, que vas a creer sin dudar en las realidades que levanta sobre ellos.

   El libro está compuesto de seis relatos, cada uno explorando un tema peculiar. El último relato los reúne a todos, en mi opinión.

    La persistencia de la visión, el relato que da nombre al libro, se trata de un tema caro a los años setenta: las comunas. Pero esta comuna es muy particular, como las personas que la integran. Como prueba de que un mundo no tiene que estar a mil años luz para que nos sea extraño y nos cueste comprenderlo, el autor nos trae un universo desconocido encarnado en nuestros propios semejantes. Instalado en nuestro propio cuerpo.

   En el cuenco es un cuento muy creativo y simpático acerca de, nada más ni nada menos, que un viaje de vacaciones a… Venus. Es impresionante la manera en que John Varley consigue ubicarse en la cosmología de los mundos para visualizar su realidad. Con este cuento, vas a pasear por Venus y conocer el futuro de los seres capaces de habitarlo, en todas sus características especiales, su percepción del suelo, del clima, de la luz… de sus cuerpos. De lo que es banal, y lo que no lo es. Me ha recordado mucho a Anochecer, aquel brillante relato de Isaac Asimov, y la manera nítida en la que consigue dibujar la realidad bajo un sol… muy diferente.

   Cantad, bailad es un cuento que me resultó adorable. Trata del artista y la soledad del artista. El mundo cotidiano que le es ajeno, y  la realidad artística que es la verdadera realidad para él. ¿Y qué pasa cuando la realidad artística es la única posible? El cuento tematiza a una legión de artistas que vive en los anillos de Saturno; seres que no pueden vivir de otra manera, a años luz mentales de otros seres que sólo pueden estar hambrientos de la visión de esa realidad… La imagen de los seres que vienen de los anillos me resulta tan bella, que sólo puedo compararla con el esfuerzo creativo que supone imaginar a esos artistas tan peculiares. Artistas, ermitaños, humanos… no humanos. Seres duales de tantas maneras…

   Perdido en los bancos de memoria me recuerda a Matrix, a Her, a un sinnmúmero de excelentes libros de ciencia ficción que se dedican a los problemas de la gente enchufada… y me hace comentarte el relato haciéndote una pregunta: ¿qué sucedería si decidís tomarte unas modestas vacaciones virtuales, y al volvés te encontrás con que han traspapelado tu cuerpo? Ahá, ¿vos creías tener problemas esa vez que no podías encontrar tu pasaporte? Este brillante relato me recuerda, en ciertos momentos, a Ubik, lo cual debería ser otro poderoso argumento para que consideres su lectura.

   En el salón de los reyes marcianos te va a recordar inmediatamente a The Martian, pero en esta ocasión se trata de toda una tripulación que queda varada en el planeta. El comienzo del cuento es conmovedor y contundente y te atrapa de inmediato; John Varley te ubica sin esfuerzo en la piel de estos seres que quedan inesperadamente aislados de su planeta de origen, sin posibilidad de retorno y enfrentados a la posibilidad de una muerte bastante espantosa. Luego de lo cual, y de manera previsible (e inevitable), enfrentan la construcción de una colonia. Esta colonia, dadas las características de la escritura de John Varley y el momento histórico, se va transformando bajo tus ojos en una comuna extraterrestre bastante surrealista, gracias a un esfuerzo tal de imaginación, que no podés dejar de leer, aunque el gancho no suscite tanta empatía como al principio del cuento.

   El fantasma de Kansas es el último relato del cuento y reúne los temas de todos los anteriores. Hay clones, gente enchufada, gente reciclada y recalentada, una colonia en la luna, sexo en condiciones extrañas (realmente muy extrañas), manifestaciones artísticas que incluyen la manipulación de la naturaleza, compasivas inteligencias artificiales y por si hiciera falta algo, en cierto momento el relato se transforma en un cuento policial. Con asesino, víctima, detective y todo lo que haga falta, más un final completamente inesperado. Y si esta colección de temas te parece algo abigarrado, debés leer el cuento para terminar de sorprenderte. Éste es un relato que en ningún momento falla, en ningún momento es incoherente, y no te vas a perder ni un segundo siguiendo el hilo de esta fascinante historia que, te repito, es llamativa al momento de considerar el número de elementos que consigue armonizar, y la manera atrapante y brillante en la que lo logra,

   La persistencia de la visión es realmente un libro para recomendar. Recorré los relatos uno por uno, y hacete preguntas. Si lo tenías, perdele el miedo a la realidad futura.

   Si sobrevivimos lo suficiente, John Varley tal vez acabaría teniendo razón. La realidad, la cultura, la naturaleza, podrían transformarse en algo tan extraño, que terminaríamos perdiendo de vista los criterios para temer.

Anuncios

2 pensamientos en “La persistencia de la visión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s