Soltero sin hijos, ¿perrito o gatito?

kitten-1517537__180   ¡Saludos, acechadores de las happy hours y las góndolas de congelados en el supermercado, y de los probadores en las tiendas de ropa, abandonados por seres taciturnos necesitados de unas flores verbales!

   Hace mucho que quería comentar este artículo en cuyo tema estoy extremadamente interesada, y que me fue proporcionado por el Doctor Zaïus contra su voluntad, puesto que habla de gatitos y él sabe que yo soy más bien amante de los perros. Supuso, de lo más injustamente, que yo me ensañaría con quien no correspondía. ¡Después de oírme despotricar durante años y saber bien de sobra contra qué clase de crías estoy predispuesta! Señor… Los solteros sin hijos no debemos actuar de esta forma. Sólo nos tenemos los unos a los otros. Recupérese, Doctor Zaïus; sigo creyendo en usted.

   El artículo en cuestión habla de cómo los gatos son, por una cuestión estadística, los mejores amigos de los solteros. Empieza por las razones, enumera las ventajas frente a los perros, habla de los estereotipos alrededor de la gente soltera que tiene gatos, habla de las familias que tienen gatos… Comparto casi todo lo que el artículo dice. Comenzando por los estereotipos, naturalmente, porque de entre todas las estupideces que se dicen acerca de la gente que elige quedarse soltera, los estereotipos son lo que más me enfurece. Desde que, por definición, los solteros somos enemigos naturales de los estereotipos. Para eso está la gente que mira las velitas que tiene en la torta de cumpleaños para tomar las decisiones más importantes de su vida… después de mirar a su mami para saber cuáles son. O sea Live, die, repeat, me entendés. Reproducir. Empezar de nuevo. Señor, como si hubiera salido tan bien la primera vez…

   A ver. Tengo que contradecir, sin embargo, algunas cosas. Algunos entrevistados para el artículo aclaran, de manera innecesaria si uno se pone a pensar, que tienen claro que una mascota es una mascota y no viene a suplantar familia e hijos. OBVIO. Yo no tengo una mascota porque no tengo espacio, pero si sirviera para suplantar familia e hijos, ¡no la tendría! El título del artículo no me termina de convencer. El mejor amigo del soltero, es otro soltero. Siempre que no sea uno de esos Anidadores encubiertos que te acechan hasta que te pueden pegar el zarpazo.

   Hay sí, personas confundidas o necesitadas de afecto que se escudan en la indefensión de los animales para secuestrarlos en fantasías humanizantes; el otro día en la plaza vi un pequeño pitbull con un pilotín para la lluvia… Pero no podemos añadirlos a nuestra lista de solteros sin hijos, al igual que no añadiríamos a Bridget Jones. Estas personas son, a mi entender, la razón de que se nos meta a todos en la misma bolsa. Es muy lamentable…

   Ansiosos de sentirse superiores a toda costa, no falta quien hable de las cuarentonas que consideran dioses a sus gatos (como dice un meme en Twitter al que no he dignificado con un RT; mucho menos con una respuesta), o el que dice que somos tan amantes de los animales porque no podemos estar con personas, o que somos tan piadosos con los animales pero nos cagamos en los niños, y pelotudeces por el estilo… Todo con el afán de denigrar a quienes secretamente envidian, ensuciando su divina libertad con monólogos destinados a reproducirse entre el resto de los resentidos, y como si fuera su sagrado derecho levantar el índice para decirles a todos cómo hay que vivir, o a quién, o qué, amar… Para que conste: a mí me encantaría tener una mascota, pero puppy-1522280__180de tener el espacio, con lo que me gustan, no sé si me animaría a traer un perrito. Realmente soy una soltera sin hijos encarnizada. No deseo perder un minuto de mi tiempo cuidando de otra criatura, cuando podría estar rascándome. Y qué.

   Eso para concluir con el tema de los estereotipos.

   Pero debo insistir, sigo prefiriendo los perros a los niños. Tienen todas sus virtudes adorables y nunca crecerán para robar tu ropa, tu dinero, tu vida, tu energía, y cada cosa buena que la vida te haya proporcionado de nacimiento, como criatura de la naturaleza, haciendo que te arrepientas cada día de tu existencia no haberte mudado junto a una central atómica que inutilice tus células reproductivas. Y encima, ahora está de moda que no les podés dar ni un guascazo cuando son insolentes o se portan mal… Anidadores, vayan a pontificar frente a sus benditos críos, que maldito el caso que les hacen, y déjennos a los demás en paz. Como dicen los norteamericanos, I hate children, so what!!! Señor, cómo tienen cara para tratar de convencerme cuando hablo de estos temas…

   Ahora bien, hubo algo en el artículo que no me gustó y es mi penoso deber consignarlo, pues no le hago ningún bien a nuestra casta si no traigo a colación nuestras fallas y debilidades, así como las tiene cualquier ser humano. No caigamos en el error de los Anidadores, que en su desmesurado fanatismo arremeten contra todo lo que no se les parezca como una gota de agua a otra, y le tienen a lo diferente más miedo que al ébola.

   ¿Por qué el gato debería ser el mejor amigo del soltero? ¿Por qué cualquier animal debería ser el mejor amigo del soltero? ¿Por qué una mascota es un adminículo imprescindible? ¿Por qué son ventajas que los gatos ocupen poco espacio, coman menos, sean independientes y puedan hacer caca en piedritas aromáticas que ahora vienen de tal forma que ni es necesario cambiarlas? ¿Por qué alguien debería tener un pececito, dado que no es necesario cuidarlos tanto (aquí haré un piadoso silencio por mi amigo el Gran Rulemán, que estaría encantado de tener una tarántula)? ¿Un perro no es tan buena mascota porque es más demandante, de mayor tamaño, requiere más cuidados?… Cuidado, soltero sin hijos. Te estás acercando peligrosamente a un sucedáneo de Mandato Social de naturaleza particularmente insidiosa. En otras palabras, si esos son tus criterios para elegir una mascota, estás pretendiendo quedar bien con Dios y con el Diablo.

   Los solteros sin hijos sabemos lo que es el amor. Tenemos un perrito o un gatito porque los amamos. Nada más. Si no podemos cuidarlos, no los tenemos. El que piense que un gatito es menos dependiente, debería oír maullar al gatito de mi vecino cuando se va de casa. Debería ver cómo a la noche, el gatito del Doctor Zaïus se acomoda en su falda porque sabe que le gusta ver una película en la computadora a esa hora. Una mascota es un ser irracional, pero tan sensible al afecto como cualquier humano, y merece los mismos goldfish-1456247__180cuidados. No son accesorios. Puede que un gato o un pececito sean más independientes; no lo discutiré, en el artículo que me dio el Doctor Zaïus se mencionan entrevistas y estadísticas. Pero también se mencionan razones “cerebrales” para elegir una mascota. Yo pienso que no hay peores razones a la hora de elegir un ser vivo que comparta nuestra vida.

   Es lo mismo que cuando decidís tener un hijo. No estoy de acuerdo con hablar de “adoptar” una mascota: un perrito nunca será nuestro hijo, por mucho que lo amemos. Pero elegir una mascota porque no ocupa mucho espacio… Soltero sin hijos, con la libertad que tenés para rajarte a un bar o a un gimnasio si a la noche no tenés nada que hacer, con todas tus prerrogativas a la hora de tomar de la sociedad sólo aquellos aspectos que te parezcan razonables y coherentes… ¿elegirás una “costumbre” que esclaviza además a otro ser que no puede comentarte sus opiniones, solamente porque no tiene la habilidad de decirte, cuando llegás, que te ha extrañado todo el día?

   Reflexioná, soltero sin hijos.

Para eso, es mejor la tarántula del Gran Rulemán.

jumping-spider-111075__180

(Artículo consultado: “¿Es el gato “el mejor amigo del soltero”?, de Celina Abud, en http://www.docsalud.com. Enlace: ♥)

(Imágenes de Pixabay)

 

Anuncios

10 pensamientos en “Soltero sin hijos, ¿perrito o gatito?

  1. Dr. Zaius

    Muy profundo su análisis de la psicología de los solteros sin hijos, donna Nadie. Se nota que ha pensado mucho al respecto. Siguiendo su línea de pensamiento, considero que el gato es una buena mascota tanto para el soltero como para el casado o el juntado, y que un soltero puede tranquilamente querer ocuparse/renegar un poco más con un perro u otra mascota más demandante.
    ¡Y FELIZ DÍA DEL AMIGO!

    Me gusta

    Responder
  2. Dr. Zaius

    Sí. Los cactus son muy agradables y dan unas flores muy hermosas y coloridas, que contrastan con su austeridad. Y las arañas gustan de hacer sus telas entre sus espinas.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s