Nuevo hito para la Estación Espacial Internacional: le rompen el invicto a Scott Kelly

CqpzNR-UkAAy-bo   Como estoy aguardando ansiosamente, desde que descubrí su existencia, la entrega de los IG Nobel, y me he visto desalentada en ese sentido, me puse a ver entre las marcas que pongo en Twitter a ver sobre qué podía reflexionar sesudamente, así como suelo hacerlo en beneficio de la humanidad. Cada nota era más interesante que la otra. Ofuscada, y con niveles peligrosos de frustración y síndrome de abstinencia por no haber encontrado a los IG Nobel, me calmé bastante cuando vi que han descubierto (y me puedo solazar) con lo siguiente:

  •  el video de un tornado en Marte.
  • Ötzi, la momia alpina de hace 5.300 años.
  • Un probable planeta de tipo rocoso en la zona habitable de Próxima b (¿Alfa Centauri? Por ahí).
  • un robot que se acciona por reacciones químicas controladas por microfluidos y fabricado mediante impresión 3 D, sin ninguna parte electrónica.
  • después de veintidós meses, una nave espacial de la NASA ha restablecido el contacto con la Tierra (el observatorio solar Stereo B).
  • según las leyes de la física, es posible que en algún lugar pueda existir un planeta con forma de rueda (con agujerito en medio y todo).
  • una galaxia ultradifusa con un 99.99 % de materia oscura.
  • posiblemente, haya una quinta fuerza en el universo de la que no se tenían noticias.

   Pero, la verdad, tuve que dejar de prestar atención cuando vi, oh qué vi? ¿Qué importante cuestión ha enamorado mi cerebro? ¿Qué maravilla de la naturaleza, inabarcable, misteriosa y posiblemente macabra, me sujeta las manos y me obliga a ponerme a escribir cuando debería estar ya poniéndome a preparar la cena? ¿Qué puede superar a esta lista de tales milagros, que para poder citar algunos he tenido que copiar enjundiosamente de los tweets palabra por palabra, porque no entiendo en absoluto de qué se tratan?

iss-600459__180   Pues nada más ni nada menos que nuestra amada atalaya en el espacio, la Estación Espacial Internacional. Ante tanta maravilla como te acabo de citar, he descubierto que, después de tanto canto y tanta guitarra, Scott Kelly ya no es el norteamericano con más tiempo acumulado en el espacio. En Twitter me ha tocado ver cómo amablemente el pobre de Scott se ha tenido que calzar sus auriculares y conectar con Jeff Williams, el otro energúmeno en órbita, y felicitarlo por romperle el récord el preciso día de mi cumpleaños, el 24 de agosto, cuando se cumplieron sus 521 días en el espacio. Saludarlo era lo que correspondía, supongo, a menos que Scott no le importara mostrar la hilacha.

   Y no me caben dudas de que es un caballero, pero ¿te acordás de Helen Sharman? ¿Su molestia ante el hecho de que se menoscabara su estatus de primera británica en el espacio, por lo que no era más que un tecnisismo? En su momento, estudiando esa cuestión me enteré no sólo de quién fue el primer humano en el espacio, el primer ruso, el primer norteamericano, la primera norteamericana, la primera rusa, el que se echó la primera pichona en la Estación Espacial Internacional, y si de descuidás te ponen también con qué mano agarró el órgano apropiado y cuánto tiempo le tomó. Es raro que no sepamos también quién fue el primer zurdo, por ejemplo.

   Dado que la conversación en Twitter naturalmente era en Inglés, mi conocimiento de esta lengua no es muy bueno, no tengo una audición lo que se dice perfecta, y uno de los tipos que hablaba estaba en órbita, sólo pude captar pequeños fragmentos de lo dicho. Por ejemplo, Scott, después, obviamente de felicitar a Jeff y desearle suerte, le preguntaba si estaba dispuesto a seguir cien días más ahí, a lo que Jeff repuso que ésa no era una pregunta para él sino para su esposa. Ja ja. Ya te repito, como no entendí casi nada de lo que dijeron, no puedo hacer ningún chiste de los que usualmente se hacen sobre el instinto de competencia de los machos Alfa. Tampoco puedo garantizar de ninguna manera que el comentario no haya sido absolutamente inocente. Pero decime si esto no parece uno de esos famosos intentos velados de los tipos por constatar a ver quién mea más lejos, después de que alguno se ufana por algo. Y algo de esta naturaleza. La verdad, si mi maliciosa suposición es acertada, no creo que se pueda culpar al pobre de Scott. O Jeff, incluso.

   Te digo, todo este tiempo luego de la Estación Espacial no puede haber sido fácil para Scott Kelly. Le conviene darle bomba a su libro sobre la asombrosa experiencia enseguida, porque siempre será el primero en su propio récord. Pero después, seguirán viniendo “primeros” para tantas cosas, que no sé si dejar de contabilizarlo todo, por el tiempo que uno pierde (justificadamente) por estos aspectos humanos de la cuestión, para dejar de ver las maravillas que descubren y los sacrificios que se hacen, tanto en la Tierra como en la Estación. Cada uno para llevar adelante experimentos que, Dios nos proteja a todos, algún día podrían salvarnos de la extinción hacia la que nos estamos encaminando de manera tan suicida y fanática, todos los días, usando descubrimientos científicos que, el Creador lo sabe bien, deberían reservarse para causas de más valor. No es moco de pavo lo que están haciendo allá arriba.

   Incluso Jeff Williams no lo tiene fácil. Menos fácil que Scott Kelly. Porque he leído, en la misma nota de la NASA en Español, que próximamente perderá el invicto a su vez, cuando en noviembre del 2017 (ahí nomás), Peggy Whitson (sí, una señorita astronauta), ascienda a su vez a reventar el invicto de Jeff, que tan corta duración tendrá, y la cual él conoce desde ya perfectamente, pobrecito. La señorita Peggy Whitson fue la primera dama en comandar a la Estación Espacial Internacional en el año 2007: algo de lo cual yo no me enteré en ese momento, quiero pensar que porque entonces no teníamos tanta facilidad para enterarnos de este tipo de cosas. Me pregunto si no anunciarán el futuro hito de la señorita Whitson con la nada inesperada (y permanente) aclaración de “LUEGO de que el año pasado tal record fuera alcanzado por el norteamericano Jeff Williams”. Tampoco sé si mencionarán la anterior circunstancia de la comandancia de la señorita Whitson. Sé que, para ese entonces, y aún ahora, este tipo de cuestiones debería haber perdido ya toda su importancia, aunque Helen Sharman podría opinar algo sobre eso.

   Por mi parte, yo misma pienso que si todos somos terrícolas, y si la diferencia entre géneros no es importante, no debería existir la necesidad de tener que pelear tanto por ser los primeros en una cosa o en la otra. A menos que se trate de resaltar el viaje de la perrita Laika, que después de moverle la cola a todos alegremente dos o tres veces, y tal vez masticar un huesito de caracú, fue enviada a la muerte segura para un experimento que no tenía la menor posibilidad de entender. Sí. Sé que la ciencia necesita más mártires que la religión. Aunque tienen más utilidad, ciertamente.

   Así que ya ves. Mis felicitaciones a Jeff Williams, para lo que puedan servir, mis condolencias a Scott Kelly, que (esoy segura) vive su gloriosa vida matizada de eterna nostalgia, y mis buenos deseos para todos nosotros.

   Si el planeta ése cerca de Próxima b de verdad llega a existir, no te imaginás la plata que van a gastar y cómo van a romper las pelotas, dando vueltas alrededor de un lugar que está a no sé cuántos años luz. Prefiero que la sigan con Marte, que por lo menos queda cerca y viajar nos va a costar menos.

   Me había olvidado de averiguar cómo sigue eso; otro día te cuento.

Cq0da19WYAAEQnv   Sí, ya sé; no te creas que el planeta de la rosquita no me quedó dando vueltas.

(Las imágenes son de los tweets citados aquí; el segundo es el que tiene la conversación. Por favor, si hablás bien inglés, corregime si me equivoqué en algo, que no me gusta hablar por boca de ganso)

Primera imagen:

Conversación:

Planeta rosquita:

Nota de la NASA en Español:

Consulté lo de la señorita Whitson en Wikipedia; es la misión 16; podés mirar solito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s