The neon demon

MV5BNTAyOTkxNTQ3NV5BMl5BanBnXkFtZTgwMjQ1NzQxOTE@._V1_UX182_CR0,0,182,268_AL_   Anoche, esculcando entre pelis nuevas para ver (quien me conozca sabe que sufro de una insoportable adicción al cine, no importa lo que se vea) encontré dos que me tentaron. Una es ésta, The demon neon, que a primera vista me hizo decir “uy” porque me pareció muy bolacera. Desde el principio, hasta el minuto cincuenta y dos, no me gustó. Insistí, incluso, hasta ese entonces, porque el director es Nicolas Winding Refn, que es un director que me encanta. Pero la verdad, coincidí con los comentarios de alguien en la página en donde vi la película online, que decía que le recordaba a Mulholland drive. No soporté Mulholland drive. Pero no puedo encontrar una descripción más acertada.

   Sin embargo, decidí darle una oportunidad. Desde el principio me pareció muy lenta (realmente lo es), eché mucho a faltar la luz (de verdad, por lo menos al principio es literalmente muy, muy oscura) y la encontré muy pretenciosa. Desde luego, es evidente que existe un simbolismo que hay que ponerse a seguir, pero ayer por lo menos, me resultó muy fastidioso. Me gustaron la estética, la fotografía y las interpretaciones. La protagonista es Elle Fanning y yo dudo que en toda la superficie de la Tierra se pueda encontrar otra actriz más adecuada para el papel. Y además, fijate lo que te digo, es una clase de papel para el cual es muy difícil encontrar una actriz que no resulte absolutamente desabrida (así como es ese tipo de personajes en la vida real; sepan disculpar las que no participen de esa afección). Durante estos primeros cincuenta y dos minutos que te digo, sólo ver la actuación de Elle Fanning y Alessandro Nivola valió la pena. Combinan mejor que el pan y el dulce de leche.

   Eso fue ayer. Hoy no sé qué pasó, conmigo o con el resto de la película, que la lentitud se convirtió en hipnosis, la falta de luz en el corazón y el alma de los personajes, y el simbolismo exacto e irresistible, cuando ayer me parecía obvio y cliché. Bueno, conserva algo de obvio (cualquier director aspira a que lo mire el mayor público posible, el cual no suele ser demasiado sutil), pero lo encontré mesmerizante, Incluso los mismos acontecimientos de la trama, con toda esa atmósfera más lo que tienen de extraño y nuevo, y tenebroso, y poco usual (he visto otras películas ambientadas en el mundo de la moda), te dejan pasmado. En una película de características menos vanguardistas, te dejarían conmocionado. En esta película, con toda la preparación que te vienen haciendo, terminás agonizando junto con los personajes.

   No sé qué pasó entre ayer y hoy, pero te recomiendo esta película. No sabría qué puntaje darle si me preguntaras, como tampoco nunca hubiera esperado que este director hiciera una película con esta temática, pero la verdad, de la mitad en adelante, tomó tal profundidad dentro de mí que no podía dejar de verla.

   Cualquier cosa, ya sabés. Mirá un día los primeros cincuenta y dos minutos, y guardate el resto para el día siguiente.

(La imagen es de IMDb.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s