La chica/Factory girl

mv5bzmy5n2u4nditmzvjms00zwm1lthmm2ytotq0mtdjnwzimmzjxkeyxkfqcgdeqxvymtqxnzmzndi-_v1_ux182_cr00182268_al_Aún deslumbrada por el recuerdo de aquella maravillosa biopic sobre Psicosis, obra del gran Hitchcock, protagonizada por Sir Anthony Hopkins, quedé encantada al ver que aparecía, en mi página acostumbrada para ver películas online, esta otra (supuse) nueva maravilla basada en otro de sus clásicos, Los pájaros, de 1963. Es una peliculita que me había propuesto ver alguna que otra vez, pero siempre me olvidaba. No me olvidaré más.

   Por supuesto, yo ya sabía sobre el genio de Hitchcock. También recordé, al ver a la actriz que encarnaba a Tippi Hedren, Sienna Miller, lo maravillosa que había sido su interpretación y lo mucho que me había gustado al verla en una biopic sobre otro gran artista de la era contemporánea (o más o menos), Andy Warhol. La película es Factory girl, del año 2006 y dirigida por George Hickenlooper, y si no la viste, te recomiendo que te pongas inmediatamente a buscar alguna buena versión, porque debería ser obligatorio. También te deseo buena suerte; yo me las arreglé como pude con lo que encontré, porque no pude hallar una versión con adecuados subtítulos en español. Y sí, ya sé que esta película no tiene nada que ver con La chica; sólo la recordé porque trabajaba Sienna Miller. Pero hay ciertas similitudes.

mv5bmzg5mzc4mtm0m15bml5banbnxkftztcwodu3odm0mq-_v1_ux182_cr00182268_al_  Factory girl me pareció de realización impecable, las interpretaciones maravillosas, y, después de ver en otras películas la imagen que se muestra de Warhol, me llama la atención lo mucho que lo detesto desde que vi esta película y lo que hizo con esa pobre chica, cuyos contactos y relaciones usó, para dejarla como un trapo viejo después de darle sus quince minutos de fama y una soberana patada en el trasero. No es que lo culpe; yo no soy un genio (tampoco sé si él lo es; su arte nunca me impresionó particularmente). Tampoco mi fama es un problema para mí; soy una ilustre desconocida y acaso siempre lo sea; no sé como se siente ser una niña mimada del arte desesperada por clientes de dinero para seguir en el candelero; no sé cómo se siente estar pensando solamente en si tu arte sobrevivirá mañana. Tal vez él tenía sus razones. Pero por el momento, reservo toda mi empatía para Edie Sedwick, un ser cristalino avasallado por una sociedad carnívora, imposible de representar mejor que en esta fantástica película que te mencioné, junto con toda la época que la llevó a la ruina, a ella y a su propio arte. Y no me acuses de hacer spoiler, que todo esto te lo deben haber dicho en quinto año de la escuela secundaria; no seas pretencioso. Tampoco estamos hablando de la Masonería.

   Pero la película que verdaderamente te quería comentar, era en realidad La chica. Simplemente La chica. Famosa por volverse rápidamente una de las mayores obsesiones del maestro de lo inquietante y del horror, esta historia de Tippi Hedren mientras se filmaba Los pájaros me ha dejado simplemente boquiabierta. Por supuesto, la película anterior, protagonizada por Anthony Hopkins y Hellen Mirren, es una obra maravillosa que te muestra de cuerpo entero, entre otras cosas, cómo es la mente del artista. Que nada de todo ese maravilloso talento, esas maravillosas obras, viene gratis. En lo personal, no recuerdo haber visto la biopic de ningún artista en donde se muestre al fulano leyendo el diario a la mañana, con su taza de café al lado, listo para salir a regar las hortensias antes de sentarse frente a la máquina de escribir. A menos que sean los que hacen los horóscopos en los diarios o algo así. Pero no conocemos sus nombres, ¿no? Bueno, el de Hitchcock sí que lo conocemos, y también la arriesgada apuesta que representó Psicosis para él, la guerra de nervios, la perseverancia a toda prueba… ¿Qué persona puede dejar de emocionarse y de sentir que se le pone la piel de gallina, durante la escena en donde él, solo en el foyer del cine, en el estreno, escucha la música de la escena de la ducha y sigue los compases con la mano?

   Pero por supuesto, y algo que no siempre resulta evidente en toda su magnitud en estas películas, nada de eso es gratis tampoco para los seres queridos de estos magníficos personajes, si es que les queda alguno. Como no tengo tiempo para hablar de Rodin, de Modigliani, de Carver, de Philip Dick, ni de toda esa muchedumbre de individuos geniales que, sin necesidad de una nave espacial o electrodos en la cabeza, han tenido el don para ir a lugares que nosotros no podremos visitar jamás, dejándonos sin embargo impresiones tan impactantes, me voy a limitar a esta película de Hitchcock y la relación con su musa/protagonista/víctima Tippi Hedren. Como pasaba con Warhol y Edie, ¿no?

   Como no te quiero arruinar la película, completamente merecedora de ser vista (aunque ya sepas toda la historia o te la hayan mencionado en el colegio secundario), no te voy a decir mucho; sólo lo indispensable. Que a Tippi Hedren, que era modelo antes de la película, nadie la conocía, pero que lo suyo con la cámara fue amor a primera vista, y lo mismo para Hitchcock, y que desde allí hay poco que decir. Que él se enamoró de ella inmediatamente y contra fuego y marea trató de obtenerla, sin parar mientes en halagarla, torturarla, acosarla, hacerle repetir sin necesidad cuarenta y dos veces una escena en donde, sin ninguna necesidad, la atacaba una bandada de docenas de gaviotas reales; escena de donde cada vez salía perdida de terror, manchada de sangre y apenas tambaleante. Que, acaso más fuerte o más desesperada que nuestra pobre Edie (tal vez Tippi también sabía que se jugaba la cabeza), la aguerrida protagonista de Los pájaros resistió. Su tirano amante despechado no la quebró jamás. Ella, como todos, pagó con el precio de su sangre y su vida. Y hoy tenemos no una, sino dos películas formidables, que es todo un reto ver. Eso es el arte señores. Como dicen los norteamericanos, not for sissies.

   Ahora adiós, mis queridos; me voy a buscar una versión de Los pájaros que pueda ver inmediatamente.

   Me he quedado con la sangre en el ojo.

(Los carteles los saqué de IMDb.com)

Anuncios

2 pensamientos en “La chica/Factory girl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s