Siccin, Dabbe, Magi

mv5bntg0mzaxmtgtyjawnc00mjdjlthhmtmtzmuwoti1yzvkotk4xkeyxkfqcgdeqxvymjy5mdkzotu-_v1_ux105_cr00105105_al_   Estos días estoy viendo tantas películas fabulosas y raras (por su calidad sorprendente, o su tema; no sé, no soy una experta) que ciertas coincidencias han tenido que llamarme la atención. Entre ellas, la que une a las tres películas mencionadas en el título. Son películas de terror turcas. Antes de internet y de enviciarme desagradablemente con el cine online, yo no había visto nada de cine de países que no fueran de Estados Unidos. De países como Turquía, menos que menos. Resultó que el terror turco es por lo menos tan excelente como el japonés. No sé qué les ponen a esas películas, que apenas aparece ningún ingrediente gore y vos terminás corriendo al baño.

    Las tres películas que te comento arriba sí son bastante agresivas y con ingredientes muy violentos, pero no tanto por las tripas volando contra las ventanas o similar, sino porque tienen cientos de kilos de algo que sólo puedo describir como gore psicológico. Para explicarme mejor: es casi todo magia negra, pero magia negra en serio, no como en las películas occidentales, que agarran cuatro cosas de los pelos y las ponen juntas sin orden ni concierto, porque sus culturas y religiones están tan vacías de significado que ya no creen en nada, y no les importa.

   Los turcos y los japoneses creen en sus espíritus. Cuando ves una abuela poseída en una película japonesa, es una abuela poseída. Cuando en una película turca alguien hace un hechizo para “atar” a un ser amado, pero que no ama, la cara del hechicero te pone los pelos de punta, la cara del peticionante te pone los pelos de punta, los detalles del hechizo (de los que no se ahorran ninguno) te ponen los pelos de punta, y es como si en toda la habitación en donde estás viendo la película se desparramara un aura siniestra. Una sensación aterradora, paralizante y desagradable como no he sentido nunca. Cuando vi El exorcista, siendo muy joven, me impresionó muchísimo y me gustó como película. Pero nada como esto. Estos cineastas turcos han bajado hasta las cloacas del inconsciente humano y te explican lo que vieron de la manera más clara posible. A mí, que vivo enojada por las mentiras prefabricadas que nos cuentan todos los días, me aterran estas películas y apenas puedo soportarlas, pero valoro esa sinceridad, ese decir “sí, las brujas existen. Tengan mucho miedo”.

hqdefault   De todas, la primera que te nombro, Siccin, es la que más me gustó. Sólo te diré un poquito, pero si eso no te da ganas de ver la película, será que realmente no tenemos mucho en común.

   Resulta que una señorita turca muy hermosa está profundamente enamorada de su primo. Pero ese amor, como le dice el hechicero al que acude para consultar, no es recíproco. El hechicero también le dije que se aleje de ese hombre, que no le dará ningún hijo y será su muerte. Un amor condenado por donde se lo mire. Pasan los años. La vida sigue. La señorita, siguiendo las tradiciones de su pueblo, se casa, aunque con un hombre que no ama, y enviuda. Su primo se ha casado a su vez, y tiene en casa una esposa buena como todas las bendiciones, una hija que es su felicidad y una suegra postrada que la esposa atiende con una ternura conmovedora de ver. Sin embargo, durante todos esos años, su prima viuda no ha perdido nada de su amor, y consigue seducirlo. Queda embarazada.

   Y hasta ahí te digo. Los niveles de crueldad y egoísmo a los que puede llegar el alma del ser humano resultan insoportables; la victimización de la bondad y la inocencia estremecedoras. Pero la película es realmente muy buena. Si podés aceptar mitología de otros pueblos y tenés estómago fuerte, te la recomiendo ampliamente. A mí me encantó.

mv5botzmyzq2ytetmzflmy00mtzklwjjodutndnimgywody1yta1xkeyxkfqcgdeqxvyndq2mtmzoda-_v1_uy268_cr30182268_al_   Dabbe, la primera de estas películas que vi (es Dabbe 6), no trata del amor. Trata de una venganza eterna plagada de, por supuesto, muchos hechizos. Bueno, en el fondo sí trata del amor. El amor codicioso, el amor despechado, el  amor robado. Zeren, una hermosa médica casada con un hombre infiel, en el desgraciado comienzo de la película recibe la noticia de que su madre, una mujer hasta entonces perfectamente sana, ha muerto durante la noche sin causa aparente. No sólo eso, sino que su hermana, una joven muchacha que vivía con su madre, ha enloquecido por completo. Dice que su madre ha sido asesinada por los djinns. Dice que los ve y le susurran cosas. Es medicada, y los síntomas no remiten. Desesperada, a Zeren se les van agotando los recursos y llega, mediante la psiquiatra que atiende a su hermana, a un colega renegado, desacreditado por su creencia en los antiguos mitos… Me parece que ya he dicho demasiado, aunque releyendo, creeme que no te estoy dando ni siquiera una pequeña pista. La empecé a ver de nuevo para recordar bien ciertos detalles y no pude detenerme. Tuve que verla completa otra vez, así que bueno… Preparate. Es sangrienta, complicada, inesperada… una muy buena película, pero prestá atención si no estás muy fuerte en mitología turca. Una vez más, si podés tolerar esta clase de terror. Sobre el final de la película, una pregunta de uno de los personajes que me inquietó: “Maestro, hace una o dos generaciones se juntaban dos hechiceros decían rezos y el djinn desaparecía. ¿Qué sucede que de pronto son tan fuertes?” Más o menos, la respuesta fue: “porque la gente cree en ellos igual que en Dios”. Una idea terrible, sobre la que debo reflexionar, porque nada me intriga tanto como la crueldad y la maldad humana. Y la indiferencia ante ellas.

mv5bmtuwnjk2nzcwov5bml5banbnxkftztgwnzm4ntm0mze-_v1_uy268_cr20182268_al_   Magi es otra de las historias que presenta similitudes con muchas situaciones de las que vemos aquí en en nuestra cultura occidental. Pero antes de decirte nada, tengo que pedirte un favor: si conocés algún grupo de apoyo para adictos a películas de terror turcas, no dejés de avisarme. Me uniré de inmediato. No puedo pasarme toda la tarde viendo películas de terror, con el pretexto de que “no me acuerdo bien como para hacer un comentario serio”; soy una mujer adulta, tengo responsabilidades, no me puede dar miedo el hecho de que está atardeciendo y me tengo que ir a dormir…

   Magi se nos separa de las dos anteriores. Tenés que verla. Pistas: dos mujeres aparecen asesinadas, con señales de múltiples hechizos obviamente. La finalidad de estos hechizos no está clara al principio, pero creeme que te lo van a dejar saber con pelos, señales y detalles tales, que le vas a poder discutir a cualquiera cualquier aspecto de la hechicería turca, la magia negra, e incluso especular a ver qué están haciendo aquí Michael Madsen y Stephen Baldwin, con tanto bodrio como hay para filmar en Hollywood por mucho más dinero (sí, ellos están en el reparto). Señor, la calidad es barata, y a pesar de todo el mundo está como está…

   Las mujeres muertas estaban embarazadas y sus cadáveres aparecieron con el vientre abierto. El feto había sido robado y el móvil para los asesinatos es indescifrable. Lógicamente, una investigación tendrá curso, y en este curso resultan involucrados Hitler, la Sociedad de Thulé y el Barón von Sebottendorff. Todo esto junto en alegre algarabía con la magia negra turca, pero esta vez añadiendo además un sacerdote católico retirado. ¿Desperté tu interés lo suficiente, o necesitás más pistas? Si no te convencí, envidio tu vida; debés estarlo pasando bomba.

   Bueno, me despido por hoy. Lamento la extensión del post; siempre me sucede cuando estuve unos días sin suficiente tiempo para escribir.

   Te pediría también que me dijeras de algún grupo de apoyo para escritores compulsivos, pero ésos se llaman talleres literarios y tengo entendido que empeoran mucho la situación.

   (Si sabés de una película turca que se llama Muska sí avisame; me estoy muriendo por verla y no la puedo encontrar por ningún lado. Parece que es buenísima.)

(Los carteles son de IMDb.com, menos el de Siccin, que lo saqué de Youtube)

Anuncios

2 pensamientos en “Siccin, Dabbe, Magi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s