Retrato de la chica

pigeons-1209054__340   La chica es como los pájaros; le gusta comer miguitas que moja con la punta de los dedos y la asustan los movimientos bruscos. Un ademán imprevisto, un giro desmañado del brazo y ella se va volando. Corriendo; las chicas no vuelan, aunque si quisiera ella podría, tal como si fuera meramente una cuestión de hábitos. Podrías verla a través de la calle cuando huye así de tus movimientos violentos; ella iría dejando nubecitas pardas y no podrías dejar de pensar que en realidad está carreteando.

   La chica se parece a muchos animales salvajes. Por ejemplo, porque se pone en estado de hibernación apenas se le acerca el invierno, lo cual ella considera como algo muy subjetivo y por lo tanto le viene como a cada rato, a diferencia de su tortuga, la cual, perfectamente domesticada, dormía durante toda la estación. Asimismo, la chica se esconde para escribir como si estuviera pariendo oseznos en el fondo de una cueva, y si te le acercás en esos momentos ella intentará de todo para alejarte; cerrará la carpeta y te sonreirá ampliamente, con dientes hermosos como los de un tiburón; gorjeará y moverá las manos hacia vos y te hipnotizará astutamente como un tero o un vencejo, sólo para que te alejes de la carpeta. Y si no lo consigue, ah, entonces se pondrá desagradable; te quitará la carpeta y te gruñirá y se parecerá a un lobo de manera ominosa; aullará, la piel de sus labios se agrietará como la de un chimpancé cuando hay peligro, y entonces deberás cuidarte más que nunca de hacer movimientos violentos porque, si la provocaste hasta ese punto, es probable que la chica no reaccione como un pajarito sino como un avestruz, un cóndor o un águila calva.

   De noche, sola, la chica es como una serpiente o una gota de agua. Una boa o los restos de un oasis. Se estrangula a sí misma o se convierte en nube; una vez cada cosa, como si no pudiera decidir, o como si realmente ya no le quedara ningún animal con el cual mimetizarse.

   Como si no hubiera en todo el mundo un animal que hace lo que ella hace.

sunset-485016__340

(Imágenes de Pixabay)

Anuncios

8 pensamientos en “Retrato de la chica

    1. Nadie Avatar Autor de la entrada

      Esas palabras sobre el lemon pie le serán recordadas oportunamente. Lo del colibrí viene por su conocida mesura al alimentarse del néctar de las flores (!!!). Usted nunca come como un chancho, por supuesto…

      Me gusta

      Responder
    1. Nadie Avatar Autor de la entrada

      El Gran Rulemán se alimenta de pilas usadas y plutonio de desecho… Trate de elevar un poco el nivel de los comentarios; este intercambio de impresiones no se parece en nada a la correspondencia entre Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir. Me está arruinando el blog.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s