Roald Dahl’s Esio Trot

 mv5bmtuxmduxmjizm15bml5banbnxkftztgwnta2odywnje-_v1_uy268_cr90182268_al_  Para seguir con la temática que los vientos de lo cotidiano le han insuflado al blog ahora, me estoy acordando en este momento de recomendarte esta adorable, ADORABLE comedia protagonizada por Dustin Hoffman y Dame Judi Dench, que no tiene absolutamente ningún desperdicio por ninguna parte. Dice ahí en Wikipedia que es una adaptación de una novela para niños obra de Mr. Roald Dahl que se llama Esio Trot; sobre eso no sé nada y creo que es un detalle que la mayoría de nosotros podría obviar. Sí creo que es bueno aclarar, como detalle simpático y que para nada configura spoiler, que Esio Trot es Tortuga escrito al revés en inglés, Tortoise, o sea, y que toda la historia que trata la película gira alrededor de un amable solterón enamorado de su vecina viuda, la cual tiene, como ya todos nos imaginamos, a una tortuguita de mascota.

   Por qué las tortugas terminan siendo tan importantes para la trama es algo que no te podés ni imaginar. Baste decir que para tratarse de dos actores tan importantes y mayores, es algo que no me esperaba para nada; toda la serie de enredos por demás desopilantes e inesperados que tienen lugar en relación al tímido cortejo de estos dos seres humanos en edad otoñal, y además alrededor de un animalito tan conspicuo como la tortuga, simpático pero difícilmente psicodélico, lo que se dice. Vos ves una tortuga en El mariachi, por ejemplo, y te sale toda una serie de delirios metafóricos y además aparece de una manera previsible, lista para representar ese tipo de cosas porque claro, es una tortuga; que podés esperar de una tortuga en una película de acción, o de cualquiera en realidad… Una metáfora.

   Pues no, señor. Sentate a disfrutar esta hilarante y tierna comedia, y verás tortugas y ancianos protagonizando toda una serie de aventuras increíbles, como nunca se le hubiera ocurrido vivir a ningún anciano o ninguna tortuga; las metáforas correrán enteramente por tu cuenta. Y sí, tiene escenas de acción a rolete, quién lo diría. En cuanto a por qué la película tiene como título una palabra escrita al revés, y precisamente tortuga… es un detalle tan sabroso que no sé como contenerme de contar, pero cuando lo veas, te prometo que te vas a reír con la picardía del solterón pero sin nada de maldad, con la dulce e inocente cara de la viuda en tu mente, y sin que se te ocurra por un momento burlarte de ella. Y el final… ah, sí, claro que el final es previsible, pero otra cosa que te prometo, es que no te va a importar para nada.

   ¿No es verdad que te morís de ganas de verla? Sé que yo sí, y fijate qué ganas tenía que ni me puse a ver de nuevo la película antes de hacer la reseña, para poder verla ahora que terminé, sin esforzarme por descifrar y recordar detalles, y sin ningún propósito en mente.

   Como que todos nos merecemos hacer las cosas con un poquito de inocencia de vez en cuando. Hasta luego…

(Cartel de IMDb)

Anuncios

2 pensamientos en “Roald Dahl’s Esio Trot

    1. Nadie Avatar Autor de la entrada

      Es muy linda; me extraña que no la recuerde. La vi la tarde del sábado en el que hice El Célebre Revuelto Gramajo; forzosamente se la tuve que haber comentado porque me gustó mucho.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s