La noticia más triste que leí en mi vida. Para romperte el corazón (II)

¡Buenas y santas! ¿Cómo están, amantes de la ciencia? Aquí vengo yo, eterna admiradora de esos saberes, dispuesta a colaborar mediante la modesta pero siempre oportuna difusión.

¿Qué he encontrado esta vez, buceando en Twitter para enterarme de las últimas novedades? (Podría mirar el siempre excelente blog de Daniel Marín, pero no te cuenta todos los chismes).

Pues sucede que, tal como me había sucedido allá lejos y hace tiempo, casi al inaugurar este blog, me encontré con una noticia relacionada con la Estación Espacial Internacional y las alucinantes actividades que allí tienen lugar.

En aquella ocasión que comento, capturó mi apasionado interés la noticia de los astronautas emocionados, que gracias a los heroicos esfuerzos de Scott Kelly (de trayectoria tan comentada en este blog) pronto comerían ensalada. De lechuga.

Imagínense ahora mi estupefacción al enterarme de que una señora o señorita astronauta, Mrs. Peggy Whitson, se dispone a desplazar a Scott Kelly del panteón de los mártires de la ciencia, mediante su exitoso cultivo de col china, conocida en estos lares como repollo.

A VER, SEÑORES DE LA NASA, UN POCO MÁS DE RESPETO. LA LECHUGA ES LA LECHUGA, PERO, ¿EL REPOLLO? ESTA ES UNA NOTICIA DE ALTO VOLTAJE. ¿CÓMO NO SE ESTÁ HABLANDO DE ESTO EN TODO EL MUNDO? YA SÉ. ES LA CONSPIRACIÓN DEL HETEROPATRIARCADO.

ESTO CON SCOTT KELLY NO PASABA.

¿Por qué no se está difundiendo el heroico esfuerzo de Peggy cuando vio que una de las seis semillas, la plantada en la almohadilla D, puesta más alta, no estaba creciendo porque no recibía suficiente agua? ¿Por qué me tengo que enterar por casualidad de que ésta es la quinta cosecha de vegetales en la Estación Espacial Internacional, y la primera de repollo Tokyo Bekana? ¿Con lo que me gusta el repollo? ¿Por qué nadie sabe de los esfuerzos de la NASA para elegir entre diversos vegetales de hoja, considerando valor nutricional y posibilidades de crecimiento? ¿Por qué, siendo que he criticado a la NASA en tantas oportunidades, no tuve la ocasión de desdecirme por mi injusticia, al saber que eligieron el repollo porque les pareció el más rico entre cuatro finalistas? ¿Quién se preocupa por mi arrepentimiento? ¿Por qué me ha sido negada la oportunidad de enviarles a los astronautas, allá arriba, dando dieciséis vueltas por día, una receta de chucrut espacial para que puedan chupetear de adentro de una bolsa?

FRANCAMENTE, ESTE TIPO DE CONSPIRACIÓN MACHISTA TIENE QUE TERMINAR.

Mis respetos para Mrs. Peggy Whitson, que pone un tweet toda extasiada por su cosecha, sonriendo a la cámara con su repollo mientras dice que ahora viene la mejor parte, porque luego de recolectar la parte que se le debe a la ciencia para sus estudios, ellos se pueden comer el resto. Claro, después de limpiarlo bien con las toallitas desinfectantes…

Decime que no te rompe el corazón.

Les hubieran dejado plantar un pimiento; crecen como los yuyos, tienen florcitas blancas muy lindas y el pimiento es sabroso, te arregla cualquier ensalada y está siempre carísimo.

Aquí, algunas fotos de vegetales crecidos en un monoambiente rosarino, sin balcón (ahá: el equivalente a las condiciones de la EEI).

Que la NASA se comunique cuando quiera; estoy dispuesta a charlar con Peggy y le daré una buena tanda de útiles consejos.

Antes de fin de año están comiendo zapallitos.

Planta de melón con flores

 

 

 

 

 

 

Brote de palmera, con pimiento a la izquierda. Eso que se ve atrás son cactus. Sí; de esos que no tienen espinas

 

 

 

 

 

 

Les pondría una de la planta de zapallo que le regalé a una amiga, pero no quiero que en la NASA se sientan mal. No soy de las que hacen leña del árbol caído.

(Enlace del tweet mentado, del que saqué la foto de arriba, con mi agradecimiento a Mrs. Peggy por compartir la buena nueva: )

(El artículo en español de donde pude sacar algo de información: NASA. Cultivan col china en el espacio, en La Prensa, de Perú. Sí, mirá la foto que ponen; ya sé que no parece repollo, pero a lo mejor en el espacio es diferente:)

Anuncios

8 pensamientos en “La noticia más triste que leí en mi vida. Para romperte el corazón (II)

    1. Nadie Avatar Autor de la entrada

      Pero no, si están adentro de los uniformes espaciales, hombre… Aunque en lo profundo de la noche, me he preguntado si realmente son tan herméticos… Son cuestiones tabú… La supuesta pastilla de cianuro… La eficacia de los ductos de ventilación en ciertas ocasiones… El aislamiento de las zonas sensibles de los astronautas… La persistencia de los pedos en el espacio… ¡Ese sí que es un artículo que me gustaría leer!

      Me gusta

      Responder
      1. Nadie Avatar Autor de la entrada

        Sería una catástrofe de proporciones épicas. Ahí veo una miniserie… La Tierra en peligro… La tragedia que se aproxima… El cielo sembrado de… cosas que vienen a sembrar el caos…

        Me gusta

  1. Dr. Zaius

    El dato es: la lechuga y el repollo no necesitan gravitones para crecer. ¡Y muy lindas las fotos, donna Nadie!
    “… vegetales crecidos en un monoambiente rosarino, sin balcón (ahá: el equivalente a las condiciones de la EEI)” 😀

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s