Ese asunto de la sincronicidad que le dicen

 Viene así. Los filósofos desde el siglo XVII más o menos conocen la cuarta dimensión. Últimamente, ya ni saben cuántas son las dimensiones. Dicen que nomás en el núcleo del átomo podría haber once, y ejemplifican con una hormiga dando la vuelta a un caño, para demostrar los grados de libertad que pueden tener las partículas. Dicen que nunca podrán hacer experimentos para demostrar la existencia de estas dimensiones. Que son dimensiones encriptadas.

Eso de la sincronicidad es un nombre fino para varias cosas. Tomate por caso eso de las coincidencias que te salen por todas partes. Te ponés a dieta y apenas salís a la calle te encontrás con que frente a tu casa abrieron un restaurante vegano. Estás buscando casa y en el colectivo vienen dos señoras que comentan sobre una inmobiliaria que les solucionó un problema gravísimo de alojamiento a última hora. La sincronicidad es un concepto apegado a la física moderna, que dice que todos estamos conectados y todo tiene que ver con todo. Si aprendés a leer la sincronicidad, vas a ver que el universo tiene cosas que decirte, si sos muy abombado. O que te acompaña, si es que estás muy al tanto de la mecánica cuántica, o muy alerta, o muy en paz con el universo. O te va a quedar bien en claro ese tema de las coincidencias.

O simplemente concluirás que el universo tiene sentido del humor.

Figurate que tu papá sea taxista. Figurate que querés ir a casa de tus padres, y por ahorrarte un viaje le decís que pase a buscarte así te lleva. Figurate que, fiel a su costumbre, te secuestra y te obliga a levantar viajes junto con él hasta que decida abandonar e irse a casa. Podría ser luego de llevar el paquete que tiene sobre el asiento del acompañante, y que te hace cargar sobre tu falda.

El último pasajero antes de dejar el paquete es un simpático y tranquilo joven de treinta años, al que tu papá le cuenta un hecho muy curioso. Tan curioso, que lo has oído ya completo por lo menos dos veces, así que apenas le prestás atención a tu papá cuando habla.

Está asociado a un servicio de radio, y durante años, cinco veces lo han llevado pasajeros a la vieja casa de un tío, sita en la calle Ricchieri, aquí en Rosario; tres antiguos compradores de esa casa, dos pasajeros que iban a esa misma dirección. Dice que le contó ese curioso hecho a muchos pasajeros y todos se sorprendieron, y le contaron hechos similares ocurridos a ellos mismos. Con el joven, se ponen a platicar sesudamente acerca de la sincronicidad, aunque le dan otros nombres.

Con desesperación, pensás que el bolsito donde está tu celular quedó debajo del asiento y no podés grabar la conversación.

El viaje del joven termina precisamente frente a la sucursal de Correos adonde tu papá tiene que enviar el paquete, y nada más natural que el tono de su voz cuando tu papá le pregunta: “¿adiviná adónde tengo que mandar el paquete?”, y él le responde: “a San Francisco, provincia de Córdoba, porque yo soy de ahí”.

Y ahí podría terminar perfectamente este minúsculo, modesto y poco informado ensayo, de no ser porque mientras se escribe tal vez aparece tu papá, justo para volver a contar el incidente de la casa, que no recordabas con precisión, y a tiempo para comentar que en los últimos días, acompañando su feroz ataque de urticaria, no para de subir médicos al taxi.

Una vez más, la palabra sincronicidad no sale a relucir, y menos la mecánica cuántica, pero una vez más, creo que todos ya sabemos de qué estamos hablando,

La sincronicidad es eso.

 

(Imágenes de Pixabay. Ésta del final la vi esta tarde, buscando imágenes de puré de zanahoria)

Anuncios

2 pensamientos en “Ese asunto de la sincronicidad que le dicen

  1. Dr. Zaius

    Yo no creo en las brujas, pero que vuelan, vuelan. Y no sabía que su señor padre la lleva a pasear por la ciudad… ¡Ja ja! Muy lindo su post, donna Nadie.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s