La ingeniosa mayonesa de zanahoria

El día de la fecha, aquí en la cocina experimental de Nadie Avatar, nos dedicamos a emprender la tarea de confeccionar, habida cuenta de los hallazgos de la cocina vegana, esta novedosa mayonesa sin ingredientes de origen animal, la cual la gente con simpatías hacia ese tipo de organismos emplea para aderezar sus sandwiches y ese tipo de cosas. Aunque es de tu opinión que la gente a la que también le simpatiza ese tipo de organismos, sobre todo al horno y a la parrilla, puede emplearla asimismo para acompañar un buen par de rodajas frías sobrantes, o aún calientes directo de la cocina.

Para comenzar, lo que tenés que hacer es tomar un kilo de esas zanahorias que compraste en el Super y que te habías olvidado en la heladera, y lavarlas muy bien. No les sacás la piel porque tiene muchas vitaminas, y además qué le va a hacer si de todas formas las vas a cocinar al vapor para después procesarlas, con lo que la piel se va a perder en el horizonte y además le puede dar consistencia a la mayonesa. Lo que sí vas a hacer después de lavar las zanahorias, es cortarlas en cuartos a todo lo largo, principalmente para que se cocinen rápido. Para cocer al vapor, vas a sacar de abajo de la mesada de tu mamá, ya que estás de visita en su casa, la olla de acero inoxidable gigante que ella tiene, y adonde va a caber perfectamente la canastita de acero para cocinar al vapor. Usá la que vos le regalaste para el cumpleaños, aunque te parece que tiene las patas muy cortitas y le vas a poder poner poquita agua cuando lleves la olla al fuego. Si el amable lector no tiene uno de esos pirinchilos adecuados para cocer al vapor, puede usar un colador para los fideos de aluminio, como hacían las viejas.

En caso de ser de la preferencia del atento lector, puede colocar encima de las rodajitas de zanahoria, dentro de la olla, una hojita de laurel para que el vapor libere su aroma, que impregnará deliciosamente la maravilla anaranjada de abajo.

Luego de unos veinte o treinta minutos (aunque a vos te tomó una hora, quién sabe por cuál retorcida razón), las zanahorias estarán muy tiernas y sabrosas, y las retirás para ponerlas dentro de la multiprocesadora, en donde irás rociando asimismo una cucharadita de cuanta especia se te ponga a tiro: albahaca, ajo y perejil en polvo, pimienta, nuez moscada, cúrcuma, orégano, y cualquier cosa que encuentres en sobre en el Super, menos coco rallado y canela. Bueno, tal vez también canela. Romero no, que las agujitas te pueden causar problemas. También le ponés una cucharadita de sal tamaño té al ras. Andá probando; no sea cosa de que te pasés con la sal, aunque la zanahoria es muy dulce. No estaría mal, si te animás, que le pongas también una cebolla rehogada, marroncita y sabrosa. Después ponés la procesadora en marcha, y no le des menos de cinco minutos. Recordá que la zanahoria al vapor no va a soltar líquido como si la hubieras hervido. Mientras las desalmadas aspas de acero reducen a puré la tierna zanahoria, vas a ir volcando en forma de hilo no menos de una taza del mejor aceite que puedas conseguir. Después de todo, se trata de una mayonesa.

Sobre esta importante cuestión, el simpático lector debe saber que la mayonesa de zanahoria es un aderezo que se ha puesto de moda recientemente, y que nunca lo has probado de fuentes autorizadas, por lo que sólo se le están comentando los pasos que SUPUESTAMENTE lo conducirán a la degustación de una delicadeza extrema, pero que quizás no en su versión ideal. Sí debe saber que a vos te pareció riquísimo. Le echás aceite hasta que la mezcla quede líquida o más bien con una consistencia semisólida parecida a la mayonesa, y no a una sopa. Es tu opinión que dado que es una mayonesa, debe tener el sabor del aceite, pero sin exagerar porque igual nunca se va a lograr la misma consistencia puesto que se usa un ingrediente fibroso.

Y eso es prácticamente todo. Una vez que procesaste todo lo retirás de la máquina, lo ponés adentro de un tupper y a la heladera.

Como se indica más arriba, désele el uso que se considere oportuno y si se quiere fruncir la nariz ante alguien que diga “eso es un puré de zanahoria con mucho aceite”, pues se le frunce nomás.

En la época de la “carne vegetal”, si el amable lector quiere, puede servir a sus comensales mayonesa de zanahoria y mucho más.

Y si no es vegano, sepa que con quesito, tomate y lechuga los sandwiches quedan riquísimos y ni obligación tiene de decir que es ovo lacto o lo que sea.

Pero si quiere también puede.

 

(Imágenes de Pixabay)

 

Anuncios

2 pensamientos en “La ingeniosa mayonesa de zanahoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s