Archivos diarios: 13 agosto, 2017

Las esplendentes salchichas del doctor Zaïus

   Acá parece que al final hay un montón de gente interesada en pisarme el poncho, y como yo soy tan grandiosa condesciendo finalmente a dar lugar a su palabra, como quien no quiere la cosa. No vaya a ser cosa que aparezca alguien que diga que yo soy como los perros viejos.

   Así que acá tienen esta receta aportada por el doctor Zaïus, parece que devenido en todo un gourmet, quien desea halagar nuestros paladares con esta invención sabrosa salida quién sabe de dónde.

   Pongo a consideración del simpático lector dar cabida a las elucubraciones de tal personaje, pero como hasta ahora yo no probé nada, no me hago cargo de los resultados.

   Examínese, degústese y archívese. Si gusta, o sea.

EN LA COCINA EXPERIMENTAL DE NADIE AVATAR, HABLA NUESTRO INVITADO, EL DOCTOR ZAÏUS…

Mire qué interesante, donna Nadie: SALCHICHAS DE ZANAHORIA

Ingredientes para 6 personas

2 unidad(es) de Ajo
0.5 unidad(es) de Cebolla
30 gramos de Puerro un trozo
2 unidad(es) de Zanahoria
0.5 cucharadita de Nuez moscada
1 cucharadita de Pimentón dulce
1 pizca de Pimienta
20 gramos de Perejil un manojo
1 pizca de Sal
2 vaso de Agua cuanto necesite la masa
10 gramos de Aceite de oliva
5 gramos de Salsa de soja (tamari)
2 vasito de Soja texturizada
2 cucharadita de Pan rallado
220 gramos de Sémola de trigo

En un bol grande mezclamos la sémola de trigo con las especias y el pan rallado.

Trituramos la zanahoria, el ajo y el perejil, mezclamos el puré con la sémola y añadimos el agua, aceite de oliva, salsa de soja y poco a poco la soja texturizada. Removemos y formamos una masa manejable (si es necesario, añadimos más agua, más soja o más pan rallado).

Formamos cilindros de masa de aproximadamente 15 cm de largo por 2 de diámetro, colocamos sobre un trozo de papel de aluminio y enrollamos la salchicha; doblamos el papel por los extremos. Cocemos los paquetes en agua hirvinedo durante unos 5 minutos. Sacamos las salchichas, dejar enfriar y quitar el papel de aluminio.

Ahora están listas para cocinar al gusto: al vapor, fritas, a la plancha, etc.

 

Gracias de nuestra parte, ilustre doctor (con imágenes de Pixabay)

Anuncios

La chica está a caballo de la ventana

   Y duda, la chica. Una patita al sol, una patita a la sombra, cuelgan y oscilan, las patitas de la chica. Dos medialunas de tierra emergen en la pared, una al sol, la otra a la sombra, como las patitas de la chica. Sisean, las medialunas y las patitas de la chica, las que están al sol y las que están a la sombra, como al contacto de un hierro al rojo. Salvo que la chica no es dueña de la pared, y la pared no se va a ir a ninguna parte, ni nadie se la va a robar. Menos con la chica arriba.

Medio cuerpo de la chica está al sol, y medio está a la sombra. Una mano de la chica está caliente, y la otra fría. Media cara de la chica se está poniendo rosada, y media no. La chica debe bajar ya mismo de esa ventana. Si se baja para el lado de adentro va a extrañar el sol. Si se baja para el lado de afuera va a extrañar la sombra. Si se baja para el lado de adentro no tendrá ningún lugar adonde ir. Si se baja para el lado de afuera los tendrá todos. La chica debe bajar ya mismo de esa ventana.

La chica debería saber que afuera está todo lleno de paraísos sombrilla, y en invierno hay pinos.

 

 

 

 

 

 

(Imágenes de Pixabay)