Hasta hoy, no se me había ocurrido hablar sobre esto. No hablaré sobre esto. Ilustre lector, inventá para la foto el epígrafe que quieras. Un día (ojalá llegue ese día), yo quisiera contarte en persona la historia de esa foto, porque son muchas palabras y cambian a cada momento, como las nubes, o la dirección de las lágrimas sobre tu cara, o vos, o yo.

Es una historia terriblemente  triste, quizás pude haberme ahorrado esta entrada, pero tenía que mostrarte la foto, tenía que mostrártela.

Anuncios

2 pensamientos en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s