Archivo de la categoría: No te lo van a contar

Marlboro man

   Uno se despierta el día de hoy y se encuentra con que, en la actualidad, la planta de tabaco es buena, porque si uno le inserta ADN humano, sirve de huésped para producir colágeno, que a su vez sirve para curar enfermedades terribles y dolorosas. Y de paso, cabe esperarse, para que los fabricantes ganen una fortuna en todo tipo de patentes, mientras todo el asunto les sale más barato que obtener el colágeno de animales (no se menciona en el artículo lo bueno que es esto para los animales). Vale la pena mencionar la curiosa casualidad de que las plantas son de tabaco, sustento de un hábito que está en proceso creciente de rechazo mundial (lo cual podría producir terribles quiebras comerciales alrededor del mundo). Las explicaciones acerca de la elección de la planta son muy convincentes; lo de más arriba es una especulación mía, nada más. Será que vivo en un tiempo de ciencia ficción que leo como una novela, y cuando uno lee busca instantáneamente las motivaciones, y las razones, y espera que las razones sean buenas para seguir leyendo. El mero bienestar humano no parece contar como buena razón para hacer nada, ya desde hace un tiempo. Pero no sé; yo no nací en este mundo, y tiendo a no aceptar con naturalidad estas cosas. A lo mejor son ideas mías. Fijate vos, si te parece  ♥.

Sigue leyendo

Anuncios

Oda a la sopapa (para que no digan que no hago poesía)

De los nobles campos del florido cedro
en donde vuela el águila y ruge el león
proviene el asta destructora de deseos
la lanza que deshace los entuertos
el asta dura que enarbola la mano.
En inusual maridaje con la áspera selva
se abre la negra boca que enfrenta las verdades
olvidado en el origen de los tiempos
el nacimiento de la savia que no muere.
Ni vive.
Ni circula.
Ni piensa sino que solloza.
Batalla.
Niega.
Contra el agua dura y el mármol victorioso
tal cual la vida es:
un opíparo festín,
ríos de vino,
la marcha estruendosa de los luchadores,
la victoria postrera de la noble sopapa.