Archivo de la etiqueta: Aventuras en la Base Antártica Orcadas

La intrigante ensalada enlatada de la Base Antártica

 CZw5qYJW0AADR9n  El día de la fecha, dado que te enteraste de que a la Base Antártica Orcadas ha llegado la nueva delegación que se va a quedar este año en los helados parajes, has decidido festejarlos escribiéndoles algo alusivo, tal como hiciste con Scott Kelly y sus trescientos días a bordo de la Estación Espacial Internacional. Como no pudiste encontrar en el blog Tierra de pingüinos alguna información específica, o que ampliara lo que ya les dedicaste en tu primera entrada para ellos, decidiste inventarles alguna cosa rica que ellos pudieran reproducir por sí mismos para celebrar, dado que, una vez más, te es imposible mandarles una botella de sidra de tu parte. Tal cosa es esta deliciosa ensalada, que has nombrado de esa forma en su honor, y dados los componentes.

   En efecto, luego de unas sesudas reflexiones, y de ver un video que sí encontraste en el blog Tierra de pingüinos (acá está el enlace del video: ), llegaste a algunas conclusiones fundamentales, y muy a propósito para inventar la receta. Unas te alegraron y otras no. A saber:   Sigue leyendo

Anuncios

La Base Antártica Orcadas: ¿es que sólo Scott Kelly es un mártir de la ciencia?

images  Siendo hoy Domingo, día de descanso para la mayoría de los seres vivientes racionales y no racionales, trabajadores y vagos, y reflexionando sobre lo que estarán haciendo allá arriba en la Estación Espacial, se me ha ocurrido pensar que no son los únicos en ponerle el pellejo a la ciencia y la investigación, y la colonización de los desfavorecidos espacios en donde normalmente hace mucho frío. Di entonces en pensar en mis compatriotas de la Base Antártica Orcadas, no menos sacrificados que los compañeros de la Estación Espacial Internacional, si bien ellos no tienen que comer cosas deshidratadas de una bolsa. Y tienen gravedad. E inodoro. Y aire.

  A lo largo de sus encantadores tweets deseándonos buenos días, he podido ver algunos de sus maravillosos paisajes, de los que espero sinceramente que no estén podridos, porque son espectaculares. Me fascinan sobre todo los bichitos que suelen aparecer, de los cuales imagespor aquí no vemos. Debe ser hechizante y debe invitar a meditar el hecho de salir al exterior y ver pingüinos en la costa, o salir en bote y ver focas y pájaros que no son gorriones o palomas dispuestos a cagarte encima, y pensar que estás casi en el último lugar del mundo al que se puede ir. Para mí, estos muchachos están en el último escalón antes de salir al espacio. Sólo ellos con sus pensamientos. ¿No?

   Como no estamos enterados de mucho de lo que hacen, yo pienso empezar a investigar porque me gustaría saber. Sigue leyendo