La cuenta regresiva en la Estación Espacial Internacional: Scott Kelly se va a casa

images   Luego de unas cortas vacaciones y habiéndome puesto al día con los vampiros, ando por ahí tuiteando de lo más contenta y qué veo? Pues dos noticias de la Estación Espacial Internacional de lo más intrigantes. Una tiene que ver con una (no sé si se llama así) licitación para el diseño de un brazo robótico para la Estación, lo cual estarían llevando a cabo a través de esa agencia de empleo internacional tan conocida, Freelancer. Mientras estoy buscando artículos en Internet para ver de qué va la cosa, e imaginando inventos que yo podría ofrecer a los muchachos de la Estación, me encuentro con la impactante noticia (o más bien recordatorio): a Scott Kelly le faltan diecinueve días para volverse a la Tierra. Es impresionante mi desidia al respecto. Tengo que ponerme a trabajar de inmediato.

   Tanto me ha conmovido lo de Scott Kelly, que he decidido hacerle un homenaje especial pensando en un invento dedicado exclusivamente a él. Bueno, pensando en él porque ya se viene; quiero decir algo que él hubiera debido tener para hacer más llevadera la difícil vida en la Estación. Podría llamarse Dedos Kelly, y va a tener determinadas cualidades especiales considerando por una parte las carencias actuales de los astronautas, y por otra algunos beneficios que no vienen mal y no ocupan mucho espacio.

   A ver qué querían con lo del brazo: según los artículos que leí, lo que buscan es eso; un instrumento prensil capaz de moverse de manera autónoma por la Estación y hacer algunas tareas sencillas. Algo así como un Dedos mecánico. Un Dedo bot que viniera pegado al robot que ya tienen, el Astrobee, que es esta cosa como cuadradita.

astrobee-cubo-volador-NASA

   Dedos Kelly debe ser capaz de auxiliar a los astronautas con las tareas delicadas que requieran destreza manual, que sean repetitivas, aburridas, rutinarias… o sea que no sólo va a ser útil, sino que va a ayudar a los astronautas con el embole espacial. Incluso capaz que lo ponen a buscar pie de atleta por toda la Estación con el hisopo científico. Ése podría ser su hobby, o lo que haga en sus ratos libres. Una gran ventaja de Dedos Kelly: no sólo no ocupa mucho espacio, sino que además no duerme, no se aburre porque no tiene cerebro que se pueda aburrir, limpia, hace cosas rutinarias que normalmente te conducen a la insania y no es necesario andar pensando en mandarle películas, videos de ejercicios o pavos de Navidad, porque ni tiene músculos ni piensa. Un poco como mi vecina. Hubieran empezado por ahí y le hubieran evitado una buena faena a Scott Kelly, digo yo. Para mí que se baja del avión y agarra al primer ejecutivo que encuentre y lo acogota.

   Sobre ese asunto de los dedos no sé, pero no veo por qué el aparatito no puede tener dedos. Después de todo, salvo por el hecho de tener que ejercer mucha presión y fuerza algunas veces, a nosotros las manos nos vienen bárbaras. Sirven para muchas tareas, y si uno les adosa una herramienta extra su utilidad se multiplica. Asignar una herramienta en especial para un cierto número de dedos, que no tienen por qué ser cinco, no parece muy económico.

   En cuanto a la forma, podría ser como una de esas miniprocesadoras, como la Minipimer que usamos en la cocina, que son pequeños tubos con apenas algo más que un motor que nada más se enciende y se apaga, pegada a un costadito del Astrobee.

images

También podría tener varias velocidades, por si los astronautas están apurados con algo o alguna tarea requiere especial cuidado. Como por ejemplo quitarle los pulgones a la lechuga espacial. Dedos Kelly podría ser desplegable e ir embutido todo el tiempo dentro del Astrobee, para no molestar durante su traslado. No creo que la extensión necesite sobrepasar el metro, y podría estar dividido en tres o cuatro secciones, para alcanzar ángulos difíciles o zonas de acceso complicado. ¿Alguno de los diseñadores está anotando esto? Yo dono estas ideas generosamente, como mi aporte a la campaña espacial para hacer la vida de los astronautas más grata. Espero haber entendido la idea del brazo correctamente, pero en todo caso seguro los diseñadores lo pueden arreglar.

images   Ahora las tareas. Yo soy muy consciente de que en la Estación los recursos y el espacio son algo precioso y reducido, pero también creo que sin un excesivo sacrificio hay algunas cosas más que se pueden hacer, aprovechando lo ya existente. ¿Acaso no obtuvo Scott Kelly una gran alegría cultivando sus hermosas zinnias en el espacio? ¿Y de paso investigaban qué pasaba con el crecimiento de las plantas en microgravedad, siempre pensando en el viaje a Marte y esas cosas? Bueno, ¿qué daño se hace si le ponen a Dedos Kelly un programa que le permite aplicar algún impermeabilizante o pintura especial, y además hacer las uñas francesas a alguna señorita astronauta? Si algo ha enseñado a los científicos la larga permanencia de Scott Kelly en el espacio, debería haber sido por lo menos la necesidad de mantener alta la moral de los tripulantes.

   Lo mismo podría aplicarse al hisopo científico, por ejemplo; si Dedos Kelly puede recorrer interminablemente la Estación buscando pie de atleta en todas las manijas a su alcance, ¿no puede también ponerse un guante que fuera como un títere de perrito que los imagesastronautas pudieran acariciar, cuando no estén haciendo otras tareas, o a la hora de la comida, por ejemplo? Podría también moverse como un perrito. Haría menos amarga la tarea de chupetear los alimentos de esos envases tan desagradables, que parecen bolsas de colostomía. Tampoco me parece una locura, si Dedos Kelly va a poder transmitir información a la Tierra, ponerle un programa para que hable. Nada complicado; todos nos acordamos de Hal 9000, pero hacerle interrumpir las tareas cada tanto para contar un chiste verde o dos, o responder con una puteada cuando lo manden a realizar determinada actividad, podría ser muy agradable y rompería la rutina…

   No sé; yo creo que Dedos Kelly podría llevar mucho solaz y esparcimiento a los astronautas, y convertirse en un valioso miembro de la tripulación. Incluso podrían mandarle a los astronautas un par de repuestos extra a ver qué innovación pueden hacerle ellos mismos, que conocen sus necesidades mejor que nadie.

   Con tanto tiempo aislados en el espacio, solos como Adán el Día de la Madre, ideas no les van a faltar.

images

   Mis respetos al valiente y sufrido Scott Kelly; lo aguardamos con agradecimiento y simpatía.

   Acá está una de las notas que podés leer, en wwwhatsnew.com: La Nasa busca ayuda freelance para diseñar un brazo robótico para la ISS:

Anuncios

4 pensamientos en “La cuenta regresiva en la Estación Espacial Internacional: Scott Kelly se va a casa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s